Aceites esenciales para el embarazo y el parto



Aceites esenciales y embarazo


Os dejo varias sencillas ideas con aceites esenciales que se pueden usar durante el segundo y tercer trimestre de embarazo para tratar algunas de las molestias. Podemos hacer los distintos preparados en mayor cantidad para varias veces y usarlos al momento que se requieran:

- Náuseas: tres gotitas de aceite esencial de limón en un cuenco con agua que dejamos en la mesita de noche. Ayuda a reducir con su aroma las náuseas matutinas al despertar.

- Pies hinchados: para un masaje relajante en los pies, tres gotas de aceite esencial de naranja por cada media cucharada de aceite de almendras dulces, coco, o caléndula (el que tengas mismo), masajeamos suavemente los pies con este preparado.

- Estrías: cinco gotas de aceite esencial de lavanda por cada cucharada (15 ml) de aceite de coco, o almendras dulces, jojoba o caléndula (el que tengas mismo).  Masajeamos suavemente todo el cuerpo desde el pecho hasta las rodillas para evitar estrías.

- Insomnio: nuestros aliados son los aceites esenciales de manzanilla, lavanda, incienso o naranja. Colocamos dos gotas del aceite esencial de nuestra elección aromática en la funda de la almohada. El aroma relajante del aceite esencial será un arrullo natural para dormir relajadamente.

- Dolor en la parte inferior de la espalda: mezclamos dos gotitas de aceite esencial de Ylang ylang en una cucharada pequeña de sales de Epsom y lo añadimos al agua tibia para tomar un baño, relajará los músculos y aliviará el dolor. Las sales de Epsom son muy buenas para aliviar el dolor y mantener la inflamación bajo control, y cuando se mezclan con aceites esenciales que asimismo alivian el dolor, se convierte en un poderoso remedio. Tras el baño hidratamos con un suave  masaje con una  mezcla de cinco gotas de aceite esencial de geranio y 15 ml de aceite de coco, o almendras o caléndula, la zona.

- Nervios o estrés: mezclamos  6 gotas de aceite esencial de neroli en dos cucharaditas de coco, o aceite de almendras u otro de elección y lo usamos tanto como hidratante como a modo de perfume de aceite. El aroma del neroli calma los nervios con suma facilidad. Otra opción es mezclar 6 gotas de aceite esencial de bergamota con 5 gotas de aceite esencial de limón y 1 gota de aceite esencial de geranio, y lo usamos en difusor atmosférico creando así un espacio de paz y felicidad.




Aceites esenciales para el parto


.... Esta práctica durante el embarazo es perfecta para el momento del parto.
El padre estará ya familiarizado de cómo le gustan los masajes a la madre, y sabrá con mayor seguridad y serenidad facilitarle un masaje durante el parto, que es sin lugar a dudas de gran ayuda y alivio para la madre, y mucho mejor si se usan aceites esenciales. Se recomienda en la primera etapa del parto el masaje, durante el resto del parto es mejor dejar a la madre que dirija sus necesidades.
Para el trabajo del parto el aceite esencial es: Rosa, pues es un aceite esencial de altísima afinidad con el sistema reproductor femenino. Es muy delicado y suave con tan sólo usar muy pocas gotitas, y con un aroma que ayuda a calmar y a relajar. Úsalo durante el masaje, o en un baño durante las primeras etapas del parto siempre diluido previamente en aceite base vegetal (3 gotitas de aceite esencial de rosas por cada 30 ml de aceite base vegetal)
La lavanda es otro aceite esencial muy útil para calmar, embotar y aliviar el dolor uterino, así como para aliviar los dolores de espalda y de las piernas. La lavanda también es sedante y alivia la tensión nerviosa., es importante tener esta mezcla lista para el momento del parto: por cada 30ml de aceite de almendras o coco añadir 5 gotitas de aceite esencial de lavanda, tener esta mezcla lista previamente para el momento del parto. Esta mezcla es útil en el parto utilizada tanto para un masaje, o en compresas templadas en la parte baja de la espalda o en un difusor o recipiente con agua caliente para ayudar a limpiar y purificar el aire durante el parto.
También reconforta mucho a la madre el empapar unas compresas de tela en agua fría con unas 10 gotitas de la mezcla de lavanda + añadir al agua 2 gotitas de aceite esencial de neroli y aplicar en el rostro y el cuello de la madre. El aceite esencial de neroli, con su ligero aroma cítrico, calma el miedo y la ansiedad y ayuda a la respiración rítmica completa. Añadir unas gotitas de neroli en un difusor o colocar una o dos gotas en un pañuelo o pulverizar en la estancia para repartir el aroma y ayudar en la respiración.
Remojamos el paño en el agua y lo utilizamos para refrescar el rostro tantas veces sea necesario. Este método se puede utilizar durante todo el proceso del parto...

Anna Vijo

Para aprender más: https://www.cursosaromaterapia.site/



❀❀❀



Follow by Email