Feliz Viernes!!! Día de Venus, día de la belleza!!!



Hoy os dejo unas aromáticas enseñanzas al vivir la aromaterapia:

Aprendemos en aromaterapia que no hay, ni existirán dos aceites esenciales de lavanda (por ejemplo) iguales, pues cada planta de lavanda responderá a la climatología, suelos, región, etc propiciando ciertos compuestos químicos por encima de otros según e influyendo estos directamente en su esencia, propiedades y perfume, inclusive la misma planta año tras año tendrá un aroma y esencia, y sí, hasta "quimiotipo" distinto según climatología y adversidades varias sean plagas, u otros. Esto que sucede en el reino vegetal, sucede por igual en el reino animal (y mineral... !), y por ende en nosotros: cada uno de nosotros tenemos nuestra propia esencia, nuestra propia forma de Ser y Estar, de vibrar y vivir, no hay dos personas iguales por natura ni las habrá, ni todos somos lavanda, y ni aún siéndolo somos ni podemos ser similares, pues tanto como no hay dos esencias jamás igual cada uno somos únicos en esencia, e inclusive una vuelta al Sol tras otra somos química, psíquica, física y esencialmente distintos, pero igualmente excepcionales, únicos y preciados, como la misma lavanda en una cosecha anual tras otra, que nunca es idéntica, pero aún así jamás dejará su propia esencia. Pero, a diferencia del reino vegetal, que vive su Ser y esencia y su Estar según suceda cada vuelta al Sol, de forma totalmente plena y al máximo para Ser su propia y exclusiva mejor pre-esencia, en el reino animal humano nos evaporamos en una fantasiosa igualdad y comparativa con el otro, que destruye lo más sagrado del Ser como la Vida misma, pulverizando nuestra esencia, nuestra vitalidad, nuestra magia, cuando el truco es simplemente encontrar primero la propia esencia, y vivirla como hace cada planta en su esplendor y totalidad; y segundo: vivir la sabiduría del reino vegetal, la cual aún en situaciones adversas, como ellas y como sabiamente existen, nuestra química inevitablemente variará, pero aún así ante cualquier tal adversidad en Medicina Sagrada naturalmente como ellas podemos tornar, persistir, sobrevivir y ensalzar.
Resumiendo:
- Descubre, vive y sigue exclusivamente tu propia esencia
- Y,  a pesar de las adversidades año tras año, cosecha tras cosecha, dificultad tras dificultad, cambio tras cambio, adversidad tras adversidad, cuando vives plenamente tu Ser y tu propia esencia, eres el milagro de la Medicina de tu propia existencia, con un aroma vital sin igual.
- Fluye siempre siguiendo el aroma de tu única y excepcional maravillosa Esencia y Ser siempre,  pase lo que pase.

Feliz Viernes, no olvides quererte!!! 💖

Anna Vijo



.

Publicar un comentario