Aceites esenciales y embarazo



Os dejo varias sencillas ideas con aceites esenciales que se pueden usar durante el segundo y tercer trimestre de embarazo para tratar algunas de las molestias. Podemos hacer los distintos preparados en mayor cantidad para varias veces y usarlos al momento que se requieran:

- Náuseas: tres gotitas de aceite esencial de limón en un cuenco con agua que dejamos en la mesita de noche. Ayuda a reducir con su aroma las náuseas matutinas al despertar.

- Pies hinchados: para un masaje relajante en los pies, tres gotas de aceite esencial de naranja por cada media cucharada de aceite de almendras dulces, coco, o caléndula (el que tengas mismo), masajeamos suavemente los pies con este preparado.

- Estrías: cinco gotas de aceite esencial de lavanda por cada cucharada (15 ml) de aceite de coco, o almendras dulces, jojoba o caléndula (el que tengas mismo).  Masajeamos suavemente todo el cuerpo desde el pecho hasta las rodillas para evitar estrías. 

- Insomnio: nuestros aliados son los aceites esenciales de manzanilla, lavanda, incienso o naranja. Colocamos dos gotas del aceite esencial de nuestra elección aromática en la funda de la almohada. El aroma relajante del aceite esencial será un arrullo natural para dormir relajadamente.

- Dolor en la parte inferior de la espalda: mezclamos dos gotitas de aceite esencial de Ylang ylang en una cucharada pequeña de sales de Epsom y lo añadimos al agua tibia para tomar un baño, relajará los músculos y aliviará el dolor. Las sales de Epsom son muy buenas para aliviar el dolor y mantener la inflamación bajo control, y cuando se mezclan con aceites esenciales que asimismo alivian el dolor, se convierte en un poderoso remedio. Tras el baño hidratamos con un suave  masaje con una  mezcla de cinco gotas de aceite esencial de geranio y 15 ml de aceite de coco, o almendras o caléndula, la zona.

- Nervios o estrés: mezclamos  6 gotas de aceite esencial de neroli en dos cucharaditas de coco, o aceite de almendras u otro de elección y lo usamos tanto como hidratante como a modo de perfume de aceite. El aroma del neroli calma los nervios con suma facilidad. Otra opción es mezclar 6 gotas de aceite esencial de bergamota con 5 gotas de aceite esencial de limón y 1 gota de aceite esencial de geranio, y lo usamos en difusor atmosférico creando así un espacio de paz y felicidad.


Anna Vijo
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com/





.