♡ Del pasito diario obligado se pasa al grandes distancias



" Hola Anna, (...) y que sepas Anna, que CADA DIA me meto en tu página, que me tiraría todas las horas del día posibles leyendo y leyendo, aprendiendo, practicando... Quiero llegar a tener tus conocimientos,mi sueño es... vivir en mi casita, con mis perretes, plantitas en el jardín, mis frascos en casa, mi pequeño laboratorio, saber sanar como lo hacían mis tíos que eran curanderos,...no quiero lujos materiales, porque vivir así es el único lujo que quiero... y ya tenemos que vivir rodeados de wifis, electricidades, contaminación y historias varias que he de luchar cada día para no "enfadarme" . Me siento desubicada en esta ciudad, no encuentro mi sitio, no me siento al 100%  (...)  hay nose porq te cuento esto, pero esq veo tus fotos, tus manos haciendo los ungüentos, mezclas... y me enbobo, y no hago más que soñar despierta, luego llega el día en el que haré mil cosas, y por H o por B surgen de aquí y de allí y atiendo a otras necesidades agenas antes que las mías (...) Anna muchisimas gracias por todo! me encantaría conocerte, no se si haces alguna conferencia, meeting, lo que sea, pero me gustaría que me avisaras!
gracias y más gracias!! ... "



✿ Hola! Eres un Sol, no sabes qué cercana te siento, gracias por explicarme es tan sano pero sobre todo tan sabio "materializar" con palabras nuestras emociones de cambios y deseos, y más cuando son prósperos, es el primer paso para que llegue a ser materialmente tangible, el poder de la palabra!!!
Luego te siento cercana porque yo nací en ciudad, y sé qué sientes, aunque te haré breves confesiones, hace diez años que dejé la ciudad y es ahora (no tanto antes) que si tuviera que regresar no sé yo... echaría de menos muchas cosas, pero reitero nací en ciudad y aún así eso no impide tanto el conectar con lo que verdaderamente nos importe, me explico, quizás fuese exactamente eso el verme envuelta de electricidades, contaminación y asfalto lo que hizo buscar la Naturaleza más invisible que sí habita en las ciudades desde que tengo uso de razón. La verdad es que sé que estos sentimientos son una realidad de mucha mayoría, tanto que siendo yo de ciudad he pensado varias veces en ello, en cómo podría ayudaros a que eso no sea para nada un lastre, porque vida sólo hay una, y sea en ciudad, sea en plena naturaleza es maravillosa. He de pensar en ello, pero reitero es algo que tengo pendiente porque no eres la primera que me lo comenta y me sabe mal no hacer nada. Así a bote pronto hay algo que es bastante real y que inclusive el otro día una conocida me lo comentaba; el típico queremos lo que no tenemos y cuando lo tenemos ya no lo queremos... y ella se refería a la playa!!!, vivimos en un pueblo de costa y ella también se mudó aquí como un sueño, pero dice que ya ni pisa la playa nunca!!! Sé que puede sonar raro, pero sé que es real, cuando uno se acostumbra a algo deja de percibirlo, es como nuestra vida misma: tenemos de todo al alcance y sólo cuando algo falta (por ejemplo se va la luz varias horas o hay avería de agua, etc) nos podemos llegar a dar cuenta de cuánto tenemos a nuestro alrededor, pero si nos quitan un suministro que consideramos natural o común, es sólo entonces cuando podemos apreciar cuántisimo significa.
Y sobre todo lo que es más efectivo a largo plazo es implantar, cuando se requiere en la vida un cambio, la filosofía del "pasito a pasito" o directamente en plan zen: cada día un pasito obligatorio, un cambio o una mejora lo que sea que tenga que ver directamente con nuestros sueños, desde por poner ejemplos: hoy compro una plantita, mañana guardo un envase del frasco de cristal de las conservas para ir haciendo stock para oleomacerados, pasado empiezo un diario de sueños, el otro voy al parque más cercano y me traigo algo de la Madre Tierra dentro del hogar (una ramita, unas hojas, una piedra...), el otro me acerco al herbolario y me traigo alguna hierba a granel para casa, el siguiente prendo una vela o recojo agua de lluvia..., etc... hacer cada día una pequeña acción para que sume, porque si se hace así no sabrás ni cómo ni cuando de golpe estarás envuelta viviendo aquello que sueñas: "plantitas, frascos, el pequeño laboratorio..."!!!! y no sólo eso, sino que irá en aumento, las energías se mueven, del pasito a pasito diario obligado se pasa al grandes distancias: este fin de semana me voy a la montaña, o a la playa y recolecto alguna concha, etc... la Naturaleza en el hogar lo convierte en tu templo, en aquello que sueñas, porque como decía al principio, al final es eso: “Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas - Henry Miller" , y es bien cierto!!! ....
Anna Vijo






.
Publicar un comentario