Cuando algo “ya no huele” ...



Algo muy común también, es el “acostumbrarse” a los aromas, esto es un proceso evolutivo natural de nuestro sistema nervioso, y sirve tanto para percibir nuevos aromas por ende nuevas sensaciones cuyo mensaje o finalidad puedan referir tanto a oportunidades como a amenazas. Es la memoria olfativa quien se encarga de seleccionar y descartar, (influida por muchos factores tanto físicos como psíquicos), como de almacenar los aromas.
Un ejemplo común es cuando dejamos de percibir el propio perfume, tanto si se usa como si no. Al ser algo común el propio perfume o el propio aroma, se convierte en una costumbre y no lo percibimos, esto es un sistema de defensa para poder atender y estar alerta a otros aromas y poder así percibir si son amenazas u oportunidades. Por ello decimos que algo “ya no huele” pero no es así, siempre huele, muchas veces se aumenta las pulverizaciones de perfume, algo que además es un aspecto determinante de la necesidad del Ser de un sello identificativo aromático para sentirse uno mismo, pleno, confiado y seguro,… como las armaduras ante el combate o ante marchas militares. Una vez más el aroma es mucho más que puro y mero placer, sino una Medicina esencial, poderosa y vital...

Anna Vijo
Extracto del curso online: Aromaterapia Alquímica
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2016/10/aromaterapia-alquimica-curso-online.html




.