Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas 1

Arte: Isha Lerner


...ya odie mi cuerpo y mi feminidad ya las negué y las aparte....eso ya lo hice y no recordaba cuando fue la ultima vez....hasta que empece con las terapias, mucho tiempo después, con las sintonizaciones, todas me hablaban de que era una mujer, de rosas, de purpurinas de flores y yo me reía porque no pensé que mi subconsciente fuera tan "cursi" (eso decía) pero cada vez que me sintonizaba mi inconsciente me pedía que me quitara las mascaras, que solo las veía yo, que solo me apartaban a mi, que nadie mas las veía ni se las creía.....hasta que llegaste tu chamana mía, tu y tus cursos de la feminidad, ya antes había hecho algún retiro con mujeres y fue una experiencia muy gratificante sentirme parte de un clan, un clan donde nos entendíamos y protegíamos un clan donde me sentí aceptada y escuchada, donde no me senti juzgada. Y entonces tu curso, poniéndome en contacto con mi feminidad, que me acariciara los pechos ....que barbaridad!!!!!! que incomoda me hacia sentir eso......mi útero, mi vagina, mi cuerpo mi poder y lo hice, me mire y me acaricie, reconocí mi cuerpo, sembré mi luna haciéndome parte del todo y haciendo a todo parte de mi, y cuidarme el cabello y hacer mis propias recetas en casa, y sembrar las plantas y cuidarlas, y sentirme mujer y no recordaba cuando fue la ultima vez,,,,, la ultiam vez que me guste de verdad, que de verdad estaba a gusto en mi ser, en ser mujer, femenina, clan de lobas, conectada con la tierra, magica, chamana y guerrera de la natruraleza, jamas me habia alegrado con mi menstruacion y ahora tres días me parecen poco para todo lo que quiero aportar, soy un portal multidimensional, mi utero mi segundo corazón y se que aun me queda mucho camino, no me siento del todo en mi cuerpo pero estoy en el, estoy en el camino, y antes creia que me queria pero no me podia querer, pues habia una parte mia que rechazaba que ni sabia que existía o que no quería ni ver  y esa parte es justo la parte que me da poder es justo la parte que me hace una con mi ser y a mi ser con el mundo y con las demás, es la parte del clan, de la chamana, de mis raices.....era una parte indispensable de mi ser y yo no la queria ni ver. Aprovecho Anna para darte las gracias, las gracias por formar parte indispensable de mi camino de vuelta a casa, de vuelta a mi ser,,,,,de vuelta a ser mujer.
Anónimo

Emotivo escrito anónimo (la crisálida es un proceso sagrado, íntimo y anónimo....) de uno de los ejercicios de conexión del curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas 1
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2014/10/curso-online-las-esencias-alquimicas_30.html
Una herida profunda sangra, o hace llorar, sino sangra, llora... no se cura del todo, como si un árbol no brota resina no sana su herida correctamente, además la resina del árbol contiene propiedades naturales que hacen que cicatrice sin infección (problemas extra añadidos) y correctamente, lo mismo la sangre como las lágrimas para el alma, es cuando se "vierte" toda la herida al exterior cuando empieza la magia de la sanación interior, pues brota de una misma de forma natural como hace la misma Naturaleza. Ocurre que las heridas femeninas son heridas conocidas por todas, heridas por desgracia un tanto "naturales", entendiendo aquí lo de naturales como que forma parte de la Naturaleza, porque a la Naturaleza también se la hiere por doquier del mismo modo que a una mujer..., y el brotar lágrimas, sangre o resina de sólo una, sana no sólo al propio árbol, sino a quien necesite de ello puede usar también dicha resina medicinal... todo esto es la alquimia misma: transmutar, cambiar un estado oculto a visible, destaparlo para que se oxigene y aún sane mucho mejor... es por ello que compartir este tipo de vivencias, sea en círculos femeninos como de cualquier otra forma consciente, hace el mismo efecto que el del aleteo de la mariposa, y hay tantas y tantas heridas por sanar... Infinitas gracias por hacer pura alquimia bellísima anónima, abrazo tu granDiosa Alma 💖





.
Publicar un comentario