Poderosas reservas de energías naturales




Lo cierto es que los aceites esenciales genuinos, producidos por los materiales de las plantas, contienen algo más que terpinas, aldehídos, cetonas, alcoholes y otros ingredientes que crean la fragancia. Puesto que han nacido de las plantas, están en contacto directo con la tierra. Esta energía sutil, alimentada por el suelo, el sol y la lluvia, vibra en los aceites esenciales. Como nosotros también somos de la tierra, y poseemos ese vínculo, podemos mezclar la energía de los aceites esenciales genuinos con la nuestra para que se produzca en nosotros el cambio que necesitemos.
Los aceites esenciales son las energías concentradas de la planta. En general, estos aceites están entre 50 y 100 veces más concentrados que las plantas de las que han sido extraídos. Por lo tanto, los aceites esenciales son poderosas reservas de energías naturales.
- S. Cunningham -

Publicar un comentario