Curso online Introducción a la Herbología



A medida que he ido ampliando mi catálogo de pócimas, he ido descubriendo que la lavanda tiene un millón de usos. En cremas faciales, en champús sólidos o líquidos, en ungüentos para dormir mejor, en sales de baño, en los aceites que mi mujer emplea para dar masajes… Para casi todo empleo las flores o el aceite esencial de lavanda. Compramos un pequeño alambique, pero no nos sirve de nada, tenemos demasiada producción como para destilar en poquitos y no la suficiente como para que merezca la pena invertir en un destilador de esencias profesional. De momento…
En mi loco proyecto de dinamización de la deprimida comarca de Rueda, la lavanda ocupa un papel destacado: no requiere riego, se da estupendamente en este clima, se puede vender muy bien si es ecológica, les vendría de miedo a los varios productores de miel del entorno…
Y algunas de las muchas tierras baldías se volverían de color lila, y podríamos soñar tod@s con la Provenza sin movernos de Villanófar…
Nuestra casa, que en mi imaginación se llama “Lavender House,” es un espacio algo mágico del que irradian mil deseos.

Autora: Marta Sofía López

Fantásticas palabras de Marta Sofía López en uno de los ejercicios del Curso online Introducción a la Herbología http://escuela-endae.blogspot.com.es/2012/03/introduccion-la-herbaria-fitoterapia.html  Magnífico amor a la lavanda Marta Sofía, muchísimas gracias por compartir tu gran voz con todos nosotros!!!



.