Las Esencias Alquímicas Femeninas 1

Arte: Asako Eguchi 


Cuando imagino mi esencia más salvaje… imagino un árbol. Sus raíces lo arraigan al presente, le dan seguridad y fuerza. A través de ellas se alimenta y absorbe el agua y los minerales que necesita para vivir. También siento sus ramas capaces de confiar en el viento y moverse al son de la vida, confiando plenamente y sintiendo los ciclos en él: luz y oscuridad.
Yo soy como un árbol que ve todo a su alrededor, que observa sin moverse y que entrega amor con su simple presencia. Sus hojas son mis emociones, sus flores mis creaciones, sus ramas mi corazón. Mi esencia es como un árbol, firme y segura, pero flexible y confiada. Con su sola presencia afecta la energía del lugar donde está.
Mi esencia me habla de ciclos. A veces más dormida, a veces gritando alto.
Mi esencia juega con duendes, hadas y princesas; es como un niño alegre y feliz que no piensa en el futuro.
Mi esencia es eterna y puede sufrir traumas y perder trocitos de alma. Pero como el árbol se transforma en madera o papel, la esencia se transmuta elevando su vibración.
Así la esencia más salvaje es una con el universo, baila al son de la música más pura, es alegre y feliz como un niño, fuerte y segura como un árbol y espontanea como un soplo de viento.

Autora: Pilar Meca

Preciosas y sanadoras palabras de Pilar Meca en uno de los ejercicios de conexión del curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas 1 http://escuela-endae.blogspot.com.es/2014/10/curso-online-las-esencias-alquimicas_30.html  granDiosa tu Esencia y voz Pilar, infinitas gracias por compartir tu alquimia con todos nosotros!!! Ahó 💖



.
Publicar un comentario