El camino de la aromaterapia diaria



Es lo normal que no agraden todos los aromas de los aceites esenciales: quizás árbol del te, quizás rosas, quizás pachuli... , que tengamos preferencias, que tengamos épocas, o días, pero cuando trabajamos con los aromas de la Naturaleza a diario, gusten o no, éstos trabajan en nosotros y reitero trabajan y mucho. Tópicamente llegan al plasma sanguíneo en 20 minutos, esto a diario, uno tras otro, de una forma u otra, día tras día, año tras año... Tardará más o menos, según cada historia (según se usen más o menos, por ejemplo aromaterapeutas, profesionales, etc...)  pero llega un día (quizás se requiera incluso de décadas) que no hay aroma de aceite esencial que no agrade, todos agradan, todos habrán impregnado su mensaje/esencia en las células de tu Ser. El olor de húmeda sana tierra mohosa del árbol del te ya no será nunca más desagradable sino el aroma de la gran medicina para el cuerpo físico, el aroma del viejo añejo talcoso de rosas pasará a ser eterno aroma de amor universal... así con todos y cada uno... Qué habrá pasado por el camino? pues que se ha necesitado el tiempo necesario en cada aceite esencial para que éste sane patrones negativos que cargábamos, liberando el espíritu de un peso y capa sobre capa de mal-estares de toda índole (pasado, presentes e inclusive futuro).
Una vez se toma conciencia de este suceso, la aromaterapia es mucho más que cualquier definición o uso desde los egipcios que pueda expresarse con palabra alguna, como las emociones, del latín emotio (impulso, movimiento) es un camino que en cada latido el propio Ser re-conoce la esencia de la propia Naturaleza que nos une a ella misma.
Cómo es que la Naturaleza nos da tanto? Cómo es que sólo su presencia nos sana? Cómo puede ser la Naturaleza tan bella, tan, sabia, tan atractiva, tan sana, tan natural, tan granDiosa tan tanto de todo? Cómo es que ahora da naranjas y no en cualquier estación? O cómo es que ahora no da azahar...?... Porque Ella sabe el poder de su Esencia, sabe cómo y cuando usarlo, y lo hace conscientemente, dándonos así las pautas para Ser y Estar como Ella, en cualquier momento y lugar, con sus esencias (las únicas más puras que las destilan son los aceites esenciales), éstas son las herramientas más completas que nos ofrece para dicho fin.
Hay cosas que no pueden fingirse, sobre todo las más importantes, las más instintivas y puras: amor, felicidad, alegría así como las negativas odio, dolor..., y en el sentido más primigenio que poseemos como es el olfato, el más instintivo y puro desde el nacimiento, hallamos la importancia del nexo para poder transitar como la propia Naturaleza. Cuando ya amas todos los aromas de los aceites esenciales, de la Naturaleza, y ya no son negativos o no agradan, sino todos son positivos: alegría, felicidad, amor... no podrás fingir ni por asomo el ir mano a mano con la esencia de la Naturaleza. Siendo tan sencillo cómo elegir un aceite esencial según la ocasión, necesidad, finalidad o lo que se requiera, inspirar su aroma y Ser automáticamente Naturaleza, sin necesidad de ingerir o tomar nada, ni analizar nada, ni meditar para así poder dejar la mente en silencio, o cualquier otra cosa que no necesita hacer la Naturaleza para Ser y Estar al cien por cien en cualquier momento y situación, porque sólo con oler su esencia todas las células de tu Ser resonarán con dicho aroma, irradiando su mensaje/esencia, de forma instintiva. Sabrás que dominas dichas herramientas (aceites esenciales) de la Naturaleza con tanto poder de la misma, cuando ya no sólo interiormente sientas su misma savia correr por tus venas, sino cuando además otros advierten en ti dicho poder..., la realidad supera la ficción... así que abre tu frasco favorito hoy mismo y disfruta de la existencia.
Feliz Viernes, no olvides quererte !!!

Anna Vijo, aromaterapeuta

Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/




.
Publicar un comentario