Haz tu propio bálsamo medicinal de resina !!!



Paseando por los bosques o por los parques es bien fácil encontrar resina natural en nuestros árboles. Son joyas puras de los árboles. Y nos sirven para hacer unos maravillosos bálsamos medicinales de resina con unas propiedades insuperables.
Los nativos americanos utilizan la resina del pino con fines medicinales. Tomaban la resina bien masticada o bebida mezclada con agua. Se sabe que es muy eficaz en el tratamiento de úlceras de estómago y la artritis reumatoide. Pero los médicos expertos modernos no han comprobado los beneficios medicinales de la resina de pino.
Buscamos la parte dañada del árbol, en este caso del pino pero cualquier otro árbol que nos ofrezca sus resinas nos sirve, ya que es donde encontraremos las secreciones de resina. La resina estará generalmente seca, pero si no tiene mucho tiempo, puede ser fácilmente moldeable con el calor de las manos mismo. Es importante buscarla en las  extremidades del árbol dañadas o caídas, no hiramos a nuestros árboles nunca.
La resina de pino liquida se puede aplicar directamente sobre las heridas detiene al instante el flujo de sangre, además de que inhibe el crecimiento y la propagación de las bacterias puesto que su naturaleza pegajosa resta la humedad necesaria que las bacterias requieren para sobrevivir. Dejamos que seque en la herida mismo, como si fuese una tirita!

Con todas las resinas, nuestros tesoros recolectados de cualquier árbol, podemos preparar un lujoso bálsamo medicinal. Necesitaremos:

- Resina natural de pino (o cualquier otro árbol)
- Parte igual de aceite vegetal (oliva mismo sirve)
- Parte igual de cera de abejas
- Agua floral si se requiere (dependerá del tipo de resina con el que trabajemos)
- Hojas, frutos y alguna ramita del mismo árbol recolectadas del suelo y previamente lavadas.

Infusionamos el aceite vegetal con las hojas, frutos y alguna ramita del pino esto es templar el aceite sin hervir nunca  y dejar al fuego muy suave durante unos 15 minutos.
Mientras derretimos la cera de abejas junto con la resina en un cazo al baño maría.
Una vez ambos preparados estén listos y a misma temperatura (no dejamos enfriar) los mezclamos hasta conseguir el bálsamo, si fuera muy espeso añadir pizca de agua floral hasta consistencia de ungüento.
Ya tenemos nuestro bálsamo medicinal de resina listo, cuya duración será infinita…

Usos:

- Cualquier dolencia cutánea: eccema, heridas, granos, rojeces, estrías, cicatrices, regeneración total de la piel (manchas, marcas de acné), mascarilla antiarrugas ultra tratante, sequedad, labios agrietados, … TODO!!!!
- Dolores musculares (aplicar en la zona a tratar y vendar antes de dormir)
- Procesos gripales y catarrales (aplicar en el plexo solar antes de dormir).

© Anna Vijo
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/




.

Publicar un comentario