Eucalipto


Un aroma limpio y fresco, con grandes propiedades curativas que nos ayudará a tratar los trastornos de los fríos de otoño … Si aplastamos una hoja de eucalipto, y respiramos intensamente, percibiremos instantáneamente una sensación mental pura y tónica,  es por ello que el aceite esencial de eucalipto es también uno de los grandes pilares en aromaterapia.

De gran vigor y crecimiento rápido, el buen árbol del eucalipto segrega aceites en la tierra para que también crezcan sanos y fuertes otros arbustos a su vera. Sus ramas tienen forma de pulmón, no en vano es excelente para tratar problemas respiratorios. El aceite esencial de eucalipto se extrae de las hojas y ramas, posee un fuerte aroma terapéutico y es otro polivalente multiusos en aromaterapia: analgésico, antiinflamatorio, antivírico, antiséptico, antibiótico, diurético… adaptándose perfectamente a nuestras necesidades: calienta el cuerpo en invierno y lo refresca en verano!!!

Es perfecto para los males otoñales y de invierno: gripes, resfriados, tos seca, dolor de garganta… así como para tratamiento en dolores o lesiones musculares: activa los glóbulos rojos suministrando oxígeno a todas las células del cuerpo. Calma también en uso tópico en masajes dolores de estomago. Además elimina gérmenes y malos olores, lo que lo convierte en excelente ingrediente para la limpieza del hogar en estas fechas!!!

A nivel psíquico aporta equilibrio, aumenta el estado de concentración, sosiega los nervios y permite pensar con claridad. Con el aroma de eucalipto te sentirás más saludable y vital tanto física como psíquicamente en otoño y los próximos meses fríos.

✿ Precauciones:
Contrario a lo que se cree los típicos aceites esenciales como eucalipto, menta, tomillo, etc... Pueden producir hipertensión pulmonar. No se recomiendan en niños pequeños ni en personas con HTA (tensión alta). Para un bebé y/o personas con problemas respiratorios (como el asma), incluso pequeñas cantidades pueden ser peligrosas. NO se debe usar este tipo de aceites esenciales en menores de 4 años, ni tampoco en personas asmáticas. Es peligroso y puede provocar paros respiratorios. El eucaliptol es neurotóxico y convulsivante, crea hipertensión pulmonar, sí que es descongestionante y expectorante (esto es util para bronquitis, resfirados con mucosidad, gripe, etc pero no para la disnea ni asma, ni menores ni ancianos ni enfermos crónicos) así como menta, tomillo, estos en vez de supresores, son hiperestimulantes pulmonares y están contraindicados.

✿ Poción resfriados (no usar en menores de 4 años):
- 10 gotitas de aceite esencial de eucalipto
- 10 gotitas de aceite esencial de árbol del té
- 10 gotitas de aceite esencial de lavanda
Con esta mezcla podemos poner unas 4 gotitas de la misma en un difusor.
En caso de congestión fuerte, unas 3 gotitas de la mezcla en un pañuelo y lo ponemos dentro de la almohada a la hora de acostarnos.
Un par de gotitas de la Poción resfriados en el agua, los vapores despejaran las fosas nasales, y las propiedades calmantes ayudaran a conciliar el sueño.
Unas 4 gotitas de la mezcla en un par de cucharadas de aceite base vegetal para un masaje en pecho y espalda.
Si hay fiebre (a parte de consultar con tu médico) un par de gotitas de esta mezcla en un cuenco de agua para hacer paños.

Anna Vijo
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/




.
Publicar un comentario