Leche Virginal



Nuestra piel necesita a veces cuidados extra y específicos tanto en clima muy cálido como en clima muy frío, con productos suaves, delicados, pero sobre todo bien reparadores, para nutrir, cuidar y reparar nuestra piel con un aporte extra sano y natural.
Para ello no hay nada como la maravillosa Leche Virginal, de exquisita textura y aroma, es un preparado de ensueño a base de benjuí y rosa. Los efectos de la Leche Virginal son evidentes desde el primer uso, la piel recupera inmediatamente hidratación, purificación, y relax (aspecto sano y natural). Protege, cuida, trata y alivia la piel, así como a su vez proporciona elasticidad y luz a la piel.

La Leche Virginal es una antigua receta a base de benjuí. El Bálsamo de benjuí es la resina obtenida por incisiones en el tronco del árbol milenario Styrax benzoin de Sumatra, Indonesia.
El benjuí genera un compuesto capaz de regenerar e hidratar la piel eficazmente, eliminando los signos de cansancio y/o irritaciones provocados por el día a día. Descongestionante natural.
El benjuí se utiliza tópicamente como antiséptico local, astringente y protector cutáneo, siendo parte habitualmente de numerosas fórmulas para la piel.
Con esta resina obtenida del benjuí se prepara la Leche Virginal, la cual tiene importantes cualidades antisépticas, humectantes y protectoras.

❀  Los usos de la Leche Virginal tienen múltiples funciones, según necesidad:

- Se puede aplicar en rostro, cuello, manos y cuerpo cuando hay sequedad, después del baño proporcionando alivio y gran bienestar general.
- Aplicar sobre el cutis pulverizando, o con un disco de algodón, con movimientos suaves y circulares o ligeros toques.
- En cutis seco y sensible aplicar cada mañana.
- En el aseo de bebés y niños, aplicar directamente con las manos o con una esponjita.
- Como contorno de ojos.
- Como humectante de las zonas del cuerpo con mayor sequedad.
- Como reparador solar tras exposición.

 Y en cualquier momento que necesites una sensación de “como nueva”, pulverízate con Leche Virginal, su efecto descongestionante tanto físico, como psíquico (gracias al aroma y propiedades del benjuí y rosas) es un remedio de emergencia insuperable!!

❀ Y os dejo la receta, que es de lo más sencillo, sano y natural...!!!:

- 60ml agua destilada o de rosas
- 12 gotitas de aceite esencial de rosas
- 12 gotitas de aceite de benjuí
- 1 ml de aceite de vitmina E

Anna Vijo, aromaterapeuta
Receta incluida en el Dossier online: "Las 49 pociones de Anna Vijo: Las 49 recetas de aroma.esencias"  http://escuela-endae.blogspot.com.es/2016/12/pociones-y-recetas.html



❀❀❀

Publicar un comentario