Las virtudes de los aceites esenciales



Las virtudes de los aceites esenciales derivan de la sinergia natural de sus componentes, lo cual favorece al aromaterapeuta la elección de los aceites esenciales a emplear según necesidad:

- Relajación y antiestrés: El aroma agradable de varias familias de moléculas aromáticas tienen sobre nuestro sistema nervioso un efecto relajante que puede reducir o eliminar los efectos del estrés de la vida diaria.
Aceites esenciales cítricos: bergamota, limón, pomelo, naranja, mandarina,  AEs lamiáceas: menta, albahaca, lavanda.. anonáceas: ylang ylang

- Tonificante y energizante: Los aceites esenciales y las resinas de plantas aromáticas (pino, abeto, incienso, elemí) son en general, tonificantes y energizantes, debido a su riqueza en terpenos (monoterpenos, sesquiterpenos. ..). Lo mismo con los aceites esenciales con alcohol (geraniol, citronelol: del geranio, palo de rosa etc...), linalol y fenoles (tomillo).

- Tonificación de la microcirculación: Algunos aceites esenciales (ciprés, enebro, cedro) en masajes o baños calientes aromáticos, promueven la circulación de los capilares venosos y linfáticos, aumentan  la contribución de los micronutrientes y la eliminación de desechos metabólicos. Éstos asociados con el aceite esencial de menta piperita, que proporciona además una sensación de relajación, se obtiene un gran bienestar y ligereza en el caso de las piernas pesadas y cansadas (sinergia circulatoria).

- Virtudes energizantes: Los aceites esenciales son energizantes por ser una transmisión de partículas con acción relajante o también por la captura de partículas de acción positiva energética.
El poder de regeneración y por ello energizante de los aceites esenciales se debe a: la activación de la microcirculación, la eliminación de desechos metabólicos y la estimulación de la regeneración de tejidos. Igualmente, algunos aceites esenciales actúan sobre la eliminación de manchas propias y naturales de la edad, en sinergia con el aceite de Rosa Mosqueta.

- Virtudes purificantes: Algunos aceites esenciales tienen un poder regulador sobre la mayoría de agentes patógenos o saprofitos que destruyen o limitan el desarrollo.
Este poder es común a muchas hierbas culinarias y especias, ampliamente utilizadas para limpiar y conservar los productos cárnicos: clavo de olor, pimienta, cayena..

- Desodorante: Algunos aceites esenciales, por la acción directa, moderan el crecimiento de bacterias que generan mal olor en pies, las axilas… y combinan esta propiedad desodorante con la distribución de su perfume: salvia, limón, bergamota, eucalipto, lavanda…

- Virtudes medicinales: anti-infecciosos, respiratorios, diuréticos, expectorantes, mucolíticos (moco delgado)… Todos los aceites esenciales tienen virtudes medicinales excepcionales.

© Anna Vijo
Extracto del Curso Online: Todo sobre aromaterapia
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2012/03/todo-sobre-aromaterapia-curso-online.html

.
Publicar un comentario