Pies frescos y sanos con aromaterapia



Nuestros pies necesitan un buen aseo y cuidado diario. Para prevenir y tratar el mal olor y/o el exceso de sudoración, tenemos el básico y eficaz aceite esencial de lavanda y el gran aceite esencial de árbol del te que con su potente acción natural antiséptica, antifúngica y antibacteriana, que trata y elimina las bacterias causantes del mal olor, así como evita la proliferación de cualquier problemática en nuestros pies: pie de atleta, onicomicosis, etc...

Para esta sencilla mezcla necesitamos polvos de talco (o harina de arroz o maíz), que ayudará a absorber el exceso de sudor y a añadirle los aceites esenciales que regularan la producción de bacterias:

- 5 gotas de lavanda
- 5 gotas de árbol del té
- 1 cucharada de polvos de talco (o harina de arroz o maíz)

Añadimos a los polvos de talco los aceites esenciales y removemos vigorosamente la mezcla para que se mezclen bien los aceites esenciales. Y listo para usar!!! Podemos guardar nuestros polvos de pies en un frasco que tenga una tapa con agujeritos (cualquier frasco reciclado con agujeros en la tapa nos sirve!)

✿ Modos de uso:

- Después de lavar y secar los pies aplicamos un poco de este preparado y lo repartimos bien masajeando por todo el pie y entre los dedos. Es importante usar siempre calcetines de algodón.

- Para el calzado: Cubrimos con una capa del preparado el interior, y dejamos que actúe toda a noche en lugar ventilado. Sacudimos los polvos antes de usarlos. Cuántas más noches seguidas se haga mejores resultados.
Otra opción sencilla, eficaz y rápida para los deportivos tanto de los más pequeños como los mayores, es hacer lo mismo pero en vez de usar el preparado anterior usar tan sólo bicarbonato sódico.

Anna Vijo, aromaterapeuta
Para aprender más: Curso online Aromaterapia y Belleza
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2012/03/aromaterapia-y-belleza-online.html



.
Publicar un comentario