Bálsamo del Tigre



El bálsamo de Tigre es un ungüento muy utilizado en la medicina tradicional china desde la antigüedad como “remedio para todo”. Actualmente se utiliza en el mundo entero debido a su probada efectividad. Compuesto básicamente por aceites esenciales de: canela, clavo, menta, eucalipto, alcanfor, y cajeput de ahí su fuerte y característico olor. Todos sus ingredientes son hoy en día acreditados por sus amplias propiedades medicinales.
Hay dos tipos de bálsamo del tigre;
- El bálsamo blanco, que contiene más cantidad de mentol, su actividad es básicamente refrigerante.
- El bálsamo rojo, éste contiene más aceite esencial de canela en su composición, y por ello su coloración más marrón. Su actividad es de calentamiento por la canela: rubefaciente , y refrigerante a la vez por el mentol.
La base portadora de estos aceites, antiguamente era la grasa del tigre, de ahí su nombre, pero hace años que se prohibió el uso de los órganos de este animal y se utilizan otras bases, generalmente la vaselina a nivel comercial, y la cera de abejas o mantecas vegetales a nivel natural...




El bálsamo del Tigre blanco es otro clásico para nosotros en cuanto se acerca Litha, pues como es tan fácil de hacer, y sus ingredientes son naturales y sencillos, así como por sus cualidades de multiusos y refrescantes...,  terminó convirtiéndose en el mejor bálsamo para verano.... !!!
Los ingredientes de este bálsamo natural del Tigre blanco son: 2 gramos de cera de abejas, 1 cucharada sopera de aceite de almendras y 4 gotitas de aceite esencial de menta, 3 gotitas de aceite esencial de eucalipto, 3 gotitas de aceite esencial de alcanfor, y 3 gotitas de aceite esencial de cajeput. 
Si en cambio quisiéramos hacer la versión "caliente", el bálsamo del Tigre rojo, cambiamos los aceites esenciales por: 4 gotitas de aceite esencial de canela, 3 gotitas de aceite esencial de clavo, 3 gotitas de aceite esencial de menta y 3 gotitas de aceite esencial de alcanfor.
Asimismo podemos usar en vez de aceite de almendras, una parte de aceite de neem para la versión de bálsamo blanco, y/o una parte de aceite de sésamo para la versión de bálsamo rojo... o cualquier otro aceite incluso porqué no oliva mismo...!
Colocamos cera de abejas en un tarro de cristal resistente,luego añadimos el aceite base vegetal. Siempre he basado mi labor en la sencillez y simpleza,  cada vez me gusta aún mucho más lo sencillo, así que el baño maría en el microondas mismo es rápido y fácil, en apenas 5 minutos, la cera de abejas se derrite junto el aceite base vegetal... Removemos bien....mmmmhhhh es una delícia... huele a miel por la cera de abejas...!!!!




Y añadimos los aceites esenciales, los reyes del bálsamo que aportan las características propiedades a nuestro bálsamo del tigre blanco.
Pasear tranquilamente, leer un buen libro o cenar en la terraza.... disfrutar del verano pero no de sus mosquitos y picaduras molestas. Además se suma el efecto refrescante del bálsamo gracias al aceite esencial de menta: que es estimulante, refresca y activa la circulación, da vigor, hidrata las zonas secas y repele a los mosquitos... Y para las picaduras de lo mejor: calma las molestias y rebaja la inflamación. Aplicar una pizca del bálsamo del tigre blanco sobre la picadura mismo tantas veces como sea necesario, pero con una-dos veces te olvidas ya del dolor de las picaduras...!
Pero no sólo eso, en verano que es cuánta más actividad al aire libre y más horas de la misma podemos hacer nos ayuda en caso de: pesadez y el efecto piernas cansadas, aumenta la circulación sanguínea (no usar en zonas de varices o capilares dilatados), agotamiento, contracturas, tensiones, dolor de espalda, torceduras, golpes, cualquier problema muscular: aplicamos nuestro gran bálsamo con un extenso y delicado masaje en la zona a tratar. Basta con aplicar una pequeña cantidad.
O en las sienes para cefaleas, golpes de calor... y en caso de resfriados por los aires acondicionados es estimulante del sistema respiratorio y expectorante. Ayuda a abrir las vías respiratorias, cuando se aplica sobre el pecho y sobre la espalda en caso de tos...




Luego, aún líquido (en caliente) lo envasamos en frasquitos. Y el bálsamo artesano y cien por cien natural del Tigre blanco está listo para llevarlo encima y pasar un buen verano!!!

Importante por los aceites esenciales empleados:

-NO usar nunca en niños menores de 2 años.
-NO usar en mujeres embarazadas.
-NO usar sobre heridas ni quemaduras.
-NO usar en zonas de varices o capilares dilatados.
-Usar con precaución en pieles sensibles.
-Usar muy poca cantidad de producto.
-Sólo uso externo.


Anna Vijo


.


Publicar un comentario