Las Esencias Alquímicas Femeninas 1 curso online



Desde la cocina se desprende ese olor. El olor que me recuerda que un día, en algún momento de mi vida o de mis vidas, mis manos portaban el mismo olor y otros tantos mezclados.
Eran los olores de las plantas, las hierbas y las flores; aquellas de las cuales no sabía sus nombres, pero me fascinaba mirarlas de una en una y así quedarme con la mente quieta y callada por si alguna me susurraba algún secreto que contarle al mundo y sentirme así portadora de un tesoro. Ahí, en ese preciso instante, con mis ojos fijos en una verde hoja, me sentía acompañada aun estando sola.
Y es que cuando era niña, adoraba los momentos de silencio absorta en mis pensamientos; fundirme en los olores de lo natural, dejar correr una mariquita perdida por mis dedos manchados de tierra, descubrir alguna flor nueva, adentrarme detrás de unos arbustos e imaginar que en ese lugar donde me sentía protegida habitaban duendes o hadas que mis ojos no veían, pero que estaban y me cuidaban; y que ese… era mi hogar.
(Recuerdos recuperados mientras preparo una infusión de romero)

Autora: Gema Zaragoza


Preciosas y sanadoras palabras de la alumna Gema Zaragoza en uno de los ejercicios de conexión del curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas 1  
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2014/10/curso-online-las-esencias-alquimicas_30.html
granDiosa la voz sabia de tu Chamana Interior Gema, muchísimas gracias por compartir tanto con todos nosotros 💖



.

Publicar un comentario