Eres un diamante



Seguramente llevas muchas enseñanzas en la mochila de tu caminar, que pueden incluir varios cursos, talleres, libros, conferencias, retiros... Esto puede decepcionar a veces, porque puede crear una perspectiva vacío continuo (siempre hay más, nunca es suficiente).
He ido analizándome siempre, es un defecto que tengo desde niña, y lo último que más he ido analizando es mi labor, el porqué de mis cursos. Un porqué lo tengo muy claro, porque adoro la Naturaleza y todo lo que he aprendido de Ella, y quiero divulgarlo, quiero "contagiar" el mismo amor y placer que siento al saber todo lo que sé de Ella y que todo el mundo pueda disfrutar de su Medicina y Sabiduría... Pero hay un otro porqué, que además surgió en paralelo tras la experiencia de dar cursos, y es el miedo.  Sí, miedo, hace poco tenía otros nombres: dudas, inseguridad, insuficiencia, carencia... percibía muchas cosas similares de la relación humana con la Medicina de la Naturaleza, pero al final es miedo, un miedo que nos han creado como barrera a un derecho que nos es propio. De dónde surgen tantas dudas, tanta inseguridad, tanta insuficiencia y carencias al usar, trabajar, sanar con la Naturaleza?!! Porqué estamos tan lejos de nuestra Madre?!  Es lo que me preguntaba al dar cursos y observar un distanciamiento entre las personas y la Naturaleza en su interior más desnudo, lo que para unos muy pocos era un encaje de piezas de puzle, para la gran mayoría era un peldaño más lejos, cómo puede ser eso?! . Pues eso es por arrancar de la mujer su Naturaleza, su conocimiento innato, la medicina de su sangre, de su saber dar a luz natural y animal, de quemarla en hogueras, de otorgarle pecado, de negarle el voto... y podría seguir y además enumerar grandes aberraciones de nuestros propios tiempos. El otro día pensaba en la teoría del centésimo mono, y que aún nos falta para empoderarnos, pero es imposible trabajar con la teoría del centésimo mono a favor cuando hay demasiado en contra, y ese demasiado es algo que hemos mamado desde hace siglos, huele todo a gran chamusquina aún de las hogueras de brujas... tenemos en nuestras células grabado con hierro candente el NO, y es hermano del miedo. Miedo a nunca suficiente, miedo a recuperar nuestra Naturaleza.
Y aquí estás conmigo, en un "nuevo" curso, y ahora te explicaré el porqué de este curso, pero antes un inciso al anterior, el Esencias Alquímicas Femeninas 1 nació por el segundo porqué, para intentar cicatrizar ese NO, por un: por supuesto que tu SÍ y siempre ha sido así y que sea así. Y estoy contenta, reconectamos con nuestro potencial interior. Y me encontré tras varios años que ocurría un ¿y ahora qué? Está bien saber de nuestro potencial interior, pero ¿y qué hay de ese interior junto con el exterior? Recuperamos nuestra naturaleza interior, la sabiduría de nuestros ciclos, el saber dar a luz.. y ahora toca echar el vuelo al exterior, salir del nido y volar, y hay tanto de nuevo que corremos el peligro de volver a ese vacío interior de "siempre hay más, nunca es suficiente..." Pues por ello tenía que nacer y nació este nuevo curso Las Esencias Alquímicas Femeninas 2, dónde os explico todas las herramientas para que ese exterior conecte naturalmente con nuestro interior y viceversa. Herramientas desnudas de insuficiencias y carencias, herramientas tan poderosas como las que nos conectan con nuestro SÍ sabio, para que en nuestro vuelo exterior siga siendo por siempre SÍ y uno solo con la Naturaleza, nuestra Madre y Medicina Sagradas, nuestra Sabiduría y nuestro Derecho... porque SI se llega al (es) suficiente y éste siempre va de la mano de la Excelente naturaleza....

Si el diamante es el mineral más brillante y sólido del reino mineral, nuestro Espíritu y esencia es también de diamante, con la capacidad de brillar y de ser sólidos en cohesión armónica con nuestra propia sabiduría interior ante todo. Como diamantes que somos, depende de nuestros prismas, la mirada interior irradiar más o menos.  Si quieres trabajar profundamente y recordar este curso durante las próximas semanas, meses o años (así como cualquier otro curso), simplemente mira a través del cristal. Dependiendo de cómo lo enfoques y cuánta luz haya, podrás ver colores. Los colores aparecen debido a la interacción de la luz con el cristal. El cristal es un tipo de obstáculo para la luz, y ese obstáculo hace que el color aparezca.
¿Se volverá o se ha vuelto un poco más colorido tu mundo con este curso? ¿Tendrás o has tenido que superar algunos obstáculos durante el curso que te hayan otorgado un nuevo valor?
Un simple ejercicio durante los próximos días o semanas: encuentra un lugar tranquilo en tu interior y deja que los eventos semanales junto a este curso pasen ante ti. Quizás veas la semana con una nueva luz, con nuevos colores. Quizás las primeras y llamativas impresiones vayan al fondo y los eventos tranquilos y aparentemente insignificantes se iluminen. Las experiencias cambian en retrospectiva y a lo largo del tiempo. Normalmente no sabemos desde el principio qué tipo de poder vive en ellas. Con este pequeño ejercicio nos liberaremos de nosotros mismos desde la primera impresión de una experiencia y nos acercaremos cada vez más a nuestro propio verdadero poder. (Fuente del ejercicio del prisma: F. Osswald)

Y cada vez que creas que "siempre hay más o que nunca es suficiente", recuerda que eres un diamante y puedes cambiar el prisma tantas veces quieras... y retomar el prisma que te acarició durante este curso, o el prisma propio que te haga sentir tu "SI lo es, siempre ha sido así y que sea así..."

Un almabrazo para todas, bienvenidas,

Anna Vijo
Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas 2
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2016/12/esencias-alquimicas-femeninas-2.html


.
Publicar un comentario