... paciente y consultante ...




Los terapeutas sabemos bien la diferencia entre paciente y consultante... La enfermedad un proceso saludablemente natural de sanación, aunque lo común es verlo como antinatural y mal-decirlo con un "estoy malo o estoy enfermo" en vez de "estoy curando o estoy sanando"... Faltar y justificarlo con un "lo siento pero no puedo ir pues estoy curándome...!" es de lo menos habitual.  Eso no quita que sea un proceso más o menos doloroso e incómodo y más o menos largo, por ello los terapeutas alentamos a cambiar el paradigma y entender que cualquier proceso de "enfermedad" es desde el primer instante realmente un proceso de sabia curación, a admirar todo síntoma de enfermedad como revelación de la acción sanadora natural del cuerpo... en sí nunca somos "pacientes enfermos" sino siempre somos seres sabiamente sanos o sanándonos...

Anna Vijo


.
Publicar un comentario