Leches Vegetales Silvestres

Trigo silvestre


.. Si en tu zona crece también centeno y trigo silvestre, puedes asimismo realizar las respectivas leches vegetales. Cuidado no confundir las especies al recolectar por ejemplo la cizaña con el trigo, por ello recolectar siempre los cereales ya maduros para prevenir errores.

- Cómo hacer leche silvestre de avena:
Pura multi-nutrición cuerpo, alma y espíritu lo encontramos en una maravillosa hierba silvestre tan común como la avena silvestre, que crece siempre fuerte y vigorosa, danza siempre con (que no contra) el viento, y nos regala sus granos naturales. Éstos son un calmante del sistema nervioso, y regulador endocrino. Levantan el ánimo, equilibran nuestras emociones y calman cuerpo y espíritu. Eliminan la tristeza y el cansancio, fortalecen, porque la avena silvestre sabe muy bien lo que es vivir siempre danzando contra re-molinos de vientos. Una vez recolectada y seca, aunque no tengamos quilos de granos de avena, es una fuente única de nutrición a diferencia de la avena comercial, que podemos aprovechar en otras opciones: para añadir a una receta de pan o galletas casera, para ricos y lujosos germinados…

Elaboración: por cada taza de avena 1 litro de agua. Lo dejamos en remojo macerando 8 horas y luego trituramos con la batidora. Colamos la avena hidratada de la bebida vegetal que hemos obtenido al dejar macerar, y le añadimos una pizca de sal, o azúcar, panela, miel, canela, vainilla... (al gusto de cada uno!). Además la avena hidratada puede aprovecharse luego también para cocina (hamburguesas vegetales, sopas...) o repostería (galletas, bizcochos...)...

© Anna Vijo
Extracto del taller online Botica Silvestre
http://www.aromaesencias.com/2017/03/taller-online-botica-silvestre_14.html



.
Publicar un comentario