La aromaterapia: "buena, bonita y barata" !




La Aromaterapia es el arte del empleo de los “aromas”  (los aceites esenciales) extraídos de las plantas,  como “terapia”: con el claro  fin de mejorar tanto la salud como el bienestar de las personas.
Una vez entre la aromaterapia en vuestras vidas, notaréis una clara diferencia, pues las ventajas de la aromaterapia ante cualquier necesidad vital, frente a tratamientos convencionales, son evidentes.
Podemos resumir gran parte de esta efectividad de la aromaterapia con las famosas 3B:

- "Bueno":
Se trata de algo natural y no agresivo, la piel adquiere con su uso continuado un aspecto más sano y saludable. También protege y fortalece la piel contra las agresiones, y con un buen uso carece de efectos secundarios y alergias. Además de proteger tanto el medioambiente y a los animales.
A parte de belleza nos proporciona salud. Las flores y plantas nos ayudan en el aseo, proporcionando también múltiples de beneficios a nuestra piel y organismo.
Hay flores y/o plantas que tienen una grandes acciones: depurativas, antisépticas, emolientes, cicatrizantes, astringentes o incluso para tratar y evitar la caída de nuestro cabello, como es el caso del aceite esencial de romero.

- "Bonito":
Su atractivo y belleza reside en el olfato, el olor de los aceites esenciales, irreemplazable por ningún olor sintético. Un viaje directo de emociones, y al mundo de las sensaciones, al puro corazón de la naturaleza madre ¿Qué puede superar la belleza aromática de los aceites esenciales??!!

- "Barato":
Sin ninguna duda, quizás suponga una mínima inversión inicial, pero luego tenemos aceites esenciales para todo el año, con sus múltiples usos y beneficios.
Este tipo de mezclas o remedios con aceites, tienen un fuerte sentido de vista económico, estético y fisiológico. Seguramente se gasta mucho en comprar ambientadores, enjuagues bucales, cremas, etc etc... Aunque se encuentre una marca barata de colutorio (por ejemplo), por mucho menos te haces tú uno: mezclas nueve gotas de aceite esencial de menta o hierbabuena con un litro de agua y consigues el mismo resultado (agitar siempre antes de cada uso).  Además de oler de maravilla la menta tiene cualidades antisépticas, y a quien no le guste la menta pueden prepararlo a su medida con otra combinación de aceites.
Al estar los aceites esenciales concentrados hay que usar muy poca cantidad, con un reducido inventario de aceites podemos tener un sinfín de preparados naturales hechos por nosotr@s mism@s. Son altamente ecológicos, sin producir efectos nocivos, en armonía con la naturaleza.
Así nos aseguramos de tener unos productos 100% naturales, adaptados a nuestras necesidades y además, de manera económica, ya que nos ahorramos los gastos de producción si nos hacemos nosotros mismos las mezclas, de publicidad, de envase, etiquetado, etc. y reciclando los envases que encontremos por casa, por ejemplo, los botecitos de las mermeladas o las botellitas de cristal de jarabes…!

Anna Vijo, aromaterapeuta
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/




.
Publicar un comentario