La aromaterapia es un bálsamo para nuestras vidas



Muchas investigaciones expresan la importancia del olfato en relación con nuestro bienestar. Sabemos que el olfato evoca experiencias asociadas a aromas. Y también sabemos aquello de la experiencia es un grado, pero ésta se consigue a base de ensayos... Así que, porque no invertir el proceso, o directamente zanjar sin más múltiples malestares con tan sólo respirar unos minutos un aceite esencial...?!!
Científicos han demostrado que los aceites esenciales oxigenan, aquello de moda de la "medicina del bosque" http://www.aromaesencias.com/2014/04/medicina-del-bosque-shinrin-yoku-bano.html y lo beneficioso de pasar un tiempo diario oliendo naturaleza... Pues si sabemos que los aceites esenciales que emanan el reino vegetal son el motivo de dicha oxigenación y tonificación de nuestro organismo, con tan sólo olerlos, esto es tan sencillo como añadir en un quemador nuestro aceite esencial favorito para oxigenarnos en mayúsculas...!
Estamos todos expuestos a múltiples factores que nos restan oxigeno y vitalidad, aún llevando una "vida sana", pues cada día hay exposición a agresiones externas de un modo u otro ya vengan de la misma contaminación, virus, etc, y aunque nuestro cuerpo físico sabe solito limpiarse por dentro, qué hay de nuestra mente y alma?
Generalmente cuando algo nos hace sentir mal a nivel psíquico damos aún más vueltas sobre lo mismo en vez de desechar directamente lo que nos perturbó o perturba, ya sean obligaciones, nostalgias, malentendidos, etc, analizar o cargar con malestar emocional, psíquico o espiritual, no es algo muy saludable y nos resta bienestar.
Los aceites esenciales oxigenan, sanan y cuidan nuestra mente, espíritu y por ende nuestro cuerpo.
Y aún perfectamente libres de pesares ¿qué hay simplemente de sentirnos arropados, felices, relajados y nutrir nuestro espíritu porqué si?!
Usar los aceites esenciales a diario en nuestro hogar aporta todo esto y más. Ya no hace falta tras un malestar perder tiempo alguno analizando porqués ni cómos, basta con prender el quemador y tomar así nuestra "medicina del bosque" instantánea, sin desgastar energías en vano.
Como los vapores del quemador y como los aceites esenciales, se volatiliza en un soplo todo lo que nos pese!!!
Y el surtido está servido de amorosa diversidad: naranja, cedro, limón, menta, lavanda, salvia, eucalipto, manzanilla, geranio, sándalo...  cada día uno o varios, o un tiempo el mismo..., deja que tu intuición (sabiduría) te indique. Las propiedades aromáticas de los aceites esenciales son los componentes químicos de la planta misma que nos ofrecen sus entidades de curación: pura Medicina.
La aromaterapia es un bálsamo para nuestras vidas, ni tenemos que adaptarnos para incorporarla en nuestras rutinas, bastan unas gotitas en base de agua y listos para vivir su Medicina, así de simple, por poco dinero, unos segundos al día. Mejora nuestra salud de cuerpo, mente y alma, y la de nuestra familia.  Deja que la aromaterapia te mime...!!!

© Anna Vijo, aromaterapeuta
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/



.
Publicar un comentario en la entrada