Aceites esenciales para su uso contra las bacterias asociadas al acné

"El acné vulgar, una condición crónica asociada con el crecimiento excesivo de Propionibacterium acnes y Staphylococcus epidermidis, se trata comúnmente con antibióticos. Sin embargo, la aparición de resistencia a los antibióticos ha dado lugar a la necesidad de terapias alternativas. El objetivo de este estudio es desarrollar una preparación tópica que incorpore aceites esenciales para su uso contra las bacterias asociadas al acné y evaluar su eficacia frente a las terapias de prescripción Dalacin T y Stiemycin. (...) Se formuló una combinación de 0,53 mg / ml de litsea, 0,11 mg / ml de palo de rosa y 0,11 mg / ml de clavo de olor en destilados de hierbas y se comparó con Dalacin T y Stiemycin contra cepas sensibles y resistentes a antibióticos (eritromicina). (...) La actividad antimicrobiana fue significativamente (p ≤ 0.05) más antimicrobiana o equivalente a la de Dalacin T y Stiemycin. Esta formulación puede servir como una alternativa valiosa para el control de las bacterias asociadas al acné vulgar."
Publicar un comentario