Las semillas y sus germinados



Cada tiempo, cada estación tiene su medicina propia. La mejor manera de impregnarse con medicina de la Tierra es empaparse con sus ritmos, sus ofrendas, su sabiduría.

Y aunque el invierno sea riguroso, dentro de la Madre Tierra con su maternal calor, se está gestando el milagro anual del próximo cambio estacional: el tiempo de la germinación de las semillas, Imbolc. Las semillas y sus germinados son elixir de vida, todo el potencial de la futura planta está contenido en el brote. Y esto ocurre tiempo antes de la llegada de la primavera y su famosa astenia, la propia naturaleza nos indica cómo prepararnos y recargarnos sabiamente del letargo invernal y entrar llenos de vida y vigor en la próxima primavera... Sólo hay que preguntarle en cada temporada qué ingredientes medicinales tiene, sus indicaciones y sabiduría están delante de nosotros.

Las semillas son puras pepitas de oro vegetales... semillas de hinojo, semillas de amapola, semillas de lino... manantiales de antioxidantes, de hierro, magnesio, calcio...  Y los germinados son sencillos, económicos, sabrosos, impresionantes, poderosos... Basta con un paquete de lentejas para tener germinados hasta la saciedad.
Alternando ambos, no habrá posterior lugar a astenia primaveral alguna, pues nuestra tierra interior se nutre de la más pura alquimia de salud y vida.

Hay muchas formas de tomar la medicina de la tierra en Imbolc, desde alternar germinados (soja, alfalfa, lentejas, sésamo, hinojo...) como el uso y consumo de semillas (tinturas, infusiones, en la comida...)
- Tintura de semillas primavera: 1 parte de semillas de hinojo, media parte de semillas de amapola. Juntamos en un frasco ambas semillas y vertemos sobre ellas agua hirviendo sólo para empaparlas y ayudar a que extraigan sus aceites de forma más eficaz, han de quedar tipo grumosas, pero sin liquido, luego añadimos alcohol vodka hasta un dedo por encima de las semillas, y dejamos macerar mínimo 15 días, removiendo a diario. Esta tintura de semillas de primavera anti-astenia, se toma 1 gotita por la mañana otra por la noche durante dos semanas, antes de primavera, o siempre que pasemos por épocas de gran agotamiento por estrés.

Pero, a parte de prepararnos de modo interno, no es vanidad alguna no olvidar el órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel, que es nuestro abrigo propio, nuestra protección exterior, pues pronto estará más expuesto y para ello necesita también una buena preparación a toda prueba.., para ello el aceite de semillas de lino, apto para todo tipo de pieles es un poderoso elixir regenerante, nutriente y tratante, además hará la misma labor con nuestro cabello para una primavera y futuro verano bien sanos...

Anna Vijo



.
Publicar un comentario en la entrada