Fantástico remedio para la tos seca irritativa



Fantástico porque lo haces al momento, tomas tres sorbos y se acabó... !!! Nada de tener que tomar 3 veces al día, varios días... en tan sólo una(s) hora(s)...
Lo primero aclarar qué es un antitusivo, es un remedio para tratar la tos seca irritativa, aquella que no "contiene/produce mocos", es la tos sin expectoración. En caso de tos productiva (con mucosidad) recurrimos al jarabe de cebolla http://www.aromaesencias.com/2013/09/jarabe-de-cebolla.html o a otros remedios indicados para dicha tos. Aún así, éste antitusivo también sirve para la irritación de la tos productiva sin causar efecto secundario nocivo alguno, pero por la naturaleza de la tos productiva no sanará en apenas unas horas, sino unos días... hay que eliminar las secreciones de las vías respiratorias y requiere su tiempo, así como quizás otros ayudantes...!
Gracias a las propiedades naturales de los dos ingredientes de este sencillo remedio natural, no sólo nos sirve para tratar la tos seca, sino además faringitis, amigdalitis, afonías... en definitiva, cualquier afección de nuestra garganta.
Necesitamos el jugo natural exprimido de un limón y 2/3 cucharadas de miel (según el jugo total del limón exprimido, si es poco 2 cucharadas, si es bastante 3 cucharadas). Removemos muy bien hasta la total disolución de la miel y listo para tomar!!! No se debe calentar, no calentamos el jugo de limón, si lo calentamos pierde parte muy importante de sus propiedades con el calor. Gracias a la naturaleza de la miel ésta además actúa como conservante del jarabe. Su duración es de 8 horas, a las 8 horas desechar y si se necesitase hacer de nuevo.
Cada vez que tosas toma un sorbito de este antitusivo, agita bien antes de tomarlo. Y así hasta que se detenga la tos al completo. Puede tomarse sin problema cada vez que se tosa. El efecto de este remedio es fantástico, no sólo por lo natural, sino por lo altamente eficaz. Tanto la miel como el limón son dos potentes bactericidas que al paso de tragar eliminan las bacterias de nuestra garganta, así como el potente efecto emoliente de la miel suaviza y trata la irritación que produce la tos por querer "echar" fuera lo que nos daña.

Y eso es todo, que no es poco!!! Cuando lo pruebes no querrás nunca más otro remedio para la tos...!!!  A cuidarse mucho!!!

Anna Vijo
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/









Publicar un comentario