Hierbas y Alquimia



Con las hierbas se pueden hacer muchos experimentos alquímicos: una manera sencilla es cocerlas; luego se pueden combinar, utilizar para atraer fuerzas, etc; hacer óleos, bálsamo, incienso. El uso que más se emplea en alquimia es la utilización de las hierbas con fines curativos: mezclar el amuleto y los ungüentos curativos, etc. La curación se obtiene utilizando las fuerzas contrarias, negativo contra positivo, siendo una dolencia lo negativo y los agentes curativos lo positivo. La manifestación se produce cuando las dos fuerzas se encuentran. Básicamente, el propósito de los remedios alquímicos de tipo botánico es el de aportar al cuerpo humano las fuerzas que le faltan, restableciendo así el equilibrio.

C.L. Zalewski


.

Publicar un comentario