Nuestras plantas y la Luna Llena



En la fase lunar de la Luna llena, la luz lunar tiene un efecto purificador, enriqueciendo la savia que circula esencialmente entre los tallos, las hojas, las flores y los frutos.
Es cuando mas savia tienen los tejidos aéreos de las plantas y menos los subterráneos. Hay un desarrollo rápido del follaje y una menor fructificación.

Si vamos a utilizar las partes superiores de la planta (hojas, tallos, flores y/o frutos) para preparar algún macerado, o hidrolato, etc,  la fase más indicada para hacerlo es durante las noches de luna creciente hacia luna llena, especialmente en el período de los siete días intensivos de aguas arriba, el cual está comprendido entre después de los primeros tres días de creciente y tres días después del plenilunio.

Cuidados de nuestras plantas en Luna Llena:

- Invita a la recolección.
- Buen momento para fertilizar las plantas y regar.
- Transplantar las plantas de interior.

Fuente: “La luna, el sol nocturno en los trópicos y su influencia en la agricultura” Jairo Restrepo Rivera


.
Publicar un comentario en la entrada