Popurrí Alquímico


Es hora de alquimizar la cosecha/popurrí de Lammas!!!
Hojas, flores, frutos, maderas... según aparecen durante toda la vuelta al Sol de Lammas a Lammas, recolectados durante todo el año, quizás de una salida a recolectar piñones, quizás de unas hojas que sobraron al hacer otras elaboraciones, quizás de un ramillete que se cayó en el secado de abeto en Yule, quizás de unas cuantas rosas silvestres que fueron un amoroso presente, quizás de un paseo por el bosque de pinos y eucaliptos... Sea como sea siempre aparecen quienes tienen que aparecer para conformar el mágico popurri del año. Unos años puede tener más hojas, otras más frutos, otras más flores... cada uno posee sus propias historias especiales...
En un gran recipiente abierto voy colocando durante todo el año todo lo que se aparece, y lo remuevo con la mano misma de vez en cuando dejando que se seque... El aroma es insuperable...


Y lo reparto en tres montoncitos, uno listo para oleomacerar con aceite de oliva: se llena el frasco al máximo del popurri y se cubre con el aceite, se tapa bien y se deja macerar mínimo 40 días a sol y serena, cuidando que de vez en cuando colocar y dejar en el proceso el frasco boca abajo para que no se estropee y a la siguiente de nuevo vuelta al frasco periódicamente...


Al ser un oleomacerado con carga alquímica (recolección muy especial anual, realización en tiempo de Lammas...) dejo siempre que macere mucho más que lo común en otros oleomacerados con otra finalidad, concretamente hasta Yule, y es tradición para mi usarlo a partir de y para dar la bienvenida al año nuevo... Adquiere así un tono muy fuerte y un aroma silvestre mágico muy concentrado, es perfecto como aceite de sellado tras baños energéticos.


Lo mismo para el perfume!!!!!!!!! Qué perfumes hacen estos popurris!!!!!! No hay aroma ni perfume alguno que lo iguale, huelen a bosque, huelen a naturaleza, huelen a vida, huelen a magia...!!!
En otro frasco añadimos el segundo montoncito de popurri y cubrimos con alcohol vodka que es el común para elaborar perfumes artesanales caseros, y dejamos de nuevo macerar en lugar fresco y seco alejado de fuentes de calor directa mínimo 40 días, agitando de vez en cuando el frasco.
De nuevo hago igual que con el oleomacerado lo dejo hasta Yule y lo estreno para dar la bienvenida al año nuevo. Por eso su color es prácticamente de color café...!!! Luego lo uso en ocasiones muy concretas, realmente dejo que mi Sabia Interior me diga siempre cuando y porqué, y generalmente he visto que es un perfume para muchos Esbats (celebraciones de la Luna Llena)...!!!



Y el tercero y último montoncito es el que más trabajo conlleva: para elaborar un incienso muy especial que prendo por vez primera en Yule cada año y que se convierte en un clásico como regalos muy especiales para las fechas. Aquí explico con detalle cómo se elabora el incienso casero:
http://www.aromaesencias.com/search/label/incienso



Estos dos frascos de la foto son lo que me queda del oleomacerado y del perfume del Lammas pasado, de incienso no me queda nada pues siempre lo regalo todo en Yule porque así lo quiere Pachamama, que fluyan sus esencias por diversos caminos...
Así que hoy, como cada 15 de agosto, antiguo día pagano de la diosa de la Luna toca trabajar alquímicamente la cosecha anual y respirar mientras aromas repletos de historias, naturaleza, vida y magia....

Anna Vijo


.


Publicar un comentario