Saquito: Abrazo de Mama Tierra



- Anti Estrés:

✿ Saquito: Abrazo de Mama Tierra

Preparamos un saquito de tela de colores cálidos que reflejen la energía del sol y de la tierra. Podemos tener varios preparados, para distintas ocasiones y necesidades, y para cuando lo necesiten nuestros familiares o amigos.
Y nos tomamos media hora, sólo media hora para sanar.
Visitamos un parque, un bosque, el mar, o la montaña, o un jardín botánico, o el propio jardín o patio, o las plantas del balcón... son sólo unos minutos... Necesitamos a la naturaleza en nuestras vidas porque somos naturaleza. Ella es pura Medicina.
El estrés es una enfermedad muy moderna, en aumento y muy relacionada con la falta de toma de nuestra propia naturaleza y necesidades cíclicas vitales naturales. Pasamos la mayor parte de nuestras vidas en interiores y usando zapatos con suelas gruesas que nos aíslan de la tierra, y que aprietan nuestras propias “plantas” de los pies limitando movilidad y expansión natural. Este símil de apretar no está muy lejos del origen del término estrés, que viene del griego: stringere, que significa justamente apretar. Esta falta de libertad y de contacto de la planta de nuestros pies con la tierra puede causar todo tipo de problemas de salud, incluyendo: inflamación, falta de energía, estrés, etc.
Así que la propia tierra puede ayudarnos ante el estrés, durante la media hora que pasemos con la naturaleza, descalcémonos, dejemos un tiempo a nuestros pies descalzos en contacto directo con la tierra. No se necesita mucho tiempo para experimentar los beneficios.
Tomamos un poquito de tierra del paseo por la madre naturaleza, siéntela en tus manos, apriétala, masajéala, huélela, juega con la tierra en tu mano seguramente al instante suspires y sonrías, agradece a la tierra que te sustenta y guárdala.
Y busca un pequeño ramillete fresco de flores de borraja, o en su defecto de las flores o plantas que te llamen la atención en ese momento, no eres tú quien las eliges, serán ellas en todo momento… Pide permiso (en voz alta o mentalmente) antes de arrancar unas pocas ramitas, ayúdate si quieres acariciándola con mimo con los ojos cerrados, si sientes que la respuesta es sí adelante, y si es no busca otra planta, respetando a nuestra intuición estamos respetando a la Naturaleza, si repites el paseo, más adelante visita de nuevo la planta que te dijo que no y sabrás por qué…
Corta con cuidado y sin dañar, como si podaras con mimo para favorecer aún más el crecimiento de la planta que cede su energía para tu sanación. Dale gracias, ya sea con un poco de agua si llevas en el paseo, con una ofrenda pequeña (tabaco puro, piedras, etc) o un beso mismo.
Cuando llegues a casa del paseo, deja secar las flores que has recolectado, una vez secas, se mezcla con la tierra que recogiste en el paseo, y se cierra el saquito como un potpurrí muy natural.
Huélelo cada vez que lo necesites. Coge el saquito en las manos recordando el paseo, el sol, el aroma de la borraja, la madre tierra con todo su calor y magia, caminando descalzo al equilibrio.
Al ser un saquito pequeño, puedes llevarlo allá dónde necesites: trabajo, hospital, etc…
Cuando sientas que ya ha sido toda su medicina depositada en ti, ves a por otro saquito abrazo de Mama Tierra siempre que lo necesites, repite el ritual, y esta vez como ofrenda deja el interior del antiguo saquito, la rueda de la Medicina hace su labor...

© Anna Vijo
Extracto del curso online: http://escuela-endae.blogspot.com.es/2012/03/introduccion-la-herbaria-fitoterapia.html

Publicar un comentario en la entrada