Receta de Agua de Melisa o Agua del Carmen

Calendario año 1968 Agua del Carmen

"La Melisa es un remedio que alegra el corazón"
- Hildegarda de Bingen-

Avicena aseguraba que la Melisa tenía el poder y la virtud de alegrar el corazón, eliminar la tristeza y vigorizar al espíritu.
En la época medieval se le atribuían propiedades mágicas, y se la incorporaba en formulaciones como ingrediente de elixir de juventud.

Un fraile Carmelita Descalza descubrió en 1610 las propiedades benéficas del agua de Melisa (macerado de alcohol), elaborando así una pócima milagrosa con Melisa que llamaron: Agua del Carmen.


"Agua del Carmen:

AGUA DEL CARMEN se viene utilizando tradicionalmente en el tratamiento de los síntomas relacionados con el estrés, tales como trastornos gastrointestinales y nerviosos. Así como para el alivio del malestar asociado a la menstruación.

AGUA DEL CARMEN puede administrarse añadida en una infusión, o con agua azucarada, o directamente añadiendo unas gotas del producto en un terrón de azúcar.
La dosis normal es de 2 a 3 cucharaditas (cada cucharadita contiene 5 ml) diluidas en una infusión (tila, manzanilla, etc.) o en agua azucarada, administrada de 2 a 4 veces al día.

- Vademécum-"


Receta artesana del Agua del Carmen (formulación original)

1/2 litro de alcohol tipo vodka o aguardiente
1/4 litro de agua mineral
15 cucharadas de hojas y flores frescas de melisa
1 cucharada de menta
1 cucharada de romero
La corteza de un limón
5 gr de canela
½ cucharadita de raíz triturada de angélica
4 clavos de olor

Se deja macerar en un recipiente de cristal durante 2 semanas mínimo. Filtrar y guardar en lugar fresco y sin luz directa.

Desde que se empezó con la elaboración del Agua del Carmen, la Melisa se considera  el remedio natural sublime para reequilibrar el sistema nervioso, contra la ansiedad y la angustia.
Poderosa sedante de propiedades ampliamente reconocidas, su virtud de calmar los nervios y evitar así el impacto o reflejo de los mismos sobre el cuerpo son totalmente reconocidos, esto se debe gracias a la composición y propiedades naturales de la Melisa que otorgan dichas características medicinales. Su contenido en timol y eugenol junto a los ácidos ursólico, clorogénico y caféico   le aportan propiedades analgésicas potentes para paliar el dolor en cualquiera de sus formas y/o manifestaciones.
Tiene propiedades afrodisíacas y se emplea para el trabajo con los sueños, por sus propiedades naturales narcóticas aporta la capacidad de facilitar unos sueños más intensos, es también una herramienta  para el trabajo con los sueños lúcidos.
A nivel tópico es perfecta para las pieles más delicadas, contra las irritaciones, urticarias, picaduras, acné y molestias de la piel. Analgésico tópico. Regula la piel grasa y tiene acción antiarrugas.
No debe emplearse en caso de embarazo ni lactancia, en ninguna de sus presentaciones: hierba, aceite esencial, etc. Si se usa el aceite esencial hay que tener en cuenta que es fotosensible.

 Anna Vijo
Extracto del Curso Online:  Las esencias alquímicas femeninas
http://aromaesencias.blogspot.com.es/2014/10/curso-online-las-esencias-alquimicas.html


,
.

Publicar un comentario