Psicoaromaterapia

Arte: The Sense of Smell de Jack Beal

Carlos Salas– ¿Le ha sorprendido algo que había olvidado y haya recordado gracias a los aromas?
Philippe Claudel– Muchas. Creo que es un ejercicio muy sano hacer una lista de olores que uno recuerda y pensar en ellos. Lo que pueden evocar es casi mágico. Se descubren cosas de uno mismo sorprendentes.

– ¿Debería existir una terapia olfativa?
– No sé si se ha hecho nunca, pero el psicoanálisis debería haber investigado esta vía. Sería una terapia brillante para guiar a las personas y recuperar recuerdos olvidados, mucho mejor que la hipnosis. No hay mejor manera para descubrir traumas o recuperar momentos felices que los olores. Es interesante ver qué aromas nos gustan, cuáles nos repelen. Siempre hay una historia detrás.

 

“El olor es una memoria de uno mismo más inmediata, animal, y por tanto profunda. Consigues una memoria arcaica, con un poso más fuerte, real, menos maleado por el paso del tiempo.

La percepción que llega a través de la sensación es más inmediata y más animal y profunda, porque la memoria a través de los olores va a la parte más arcaica del cerebro, como cuando un perro sigue un rastro en una cacería.

Un olor vale más que mil palabras, porque los olores nos llegan por otro canal, nos provocan reacciones más inmediatas y menos controladas, y las sensaciones son más naturales, mientras que las palabras pasan por el filtro de la razón, de la inteligencia".

Philippe Claudel

Publicar un comentario en la entrada