Máster Aromaterapia Integral online


... ya no sabría vivir sin ellos. Aunque sea un tópico, utilizo la lavanda y la mandarina en los períodos de insomnio para conseguir conciliar el sueño. En este caso aromatizo mi almohada y me los aplico tópicamente en muñecas y sienes.
La Albahaca exótica me encanta y me da un chute de optimismo con sólo abrir el frasco y respirar. Cuando tengo que enfrentarme a algo que me intimida, nunca falta el maravilloso Laurel en el bolso, para oler o aplicarlo tópicamente en cualquier momento. Además, adoro su olor.
Cuando estoy agotada y a punto de tirar la toalla, oler el aroma del Abeto negro me proporciona la energía que me falta. Y si puedo (o pueden) darme un masaje en las suprarrenales con el aceite esencial diluido, aún mejor.
Para evitar tensiones en las reuniones familiares, echo unas cuantas gotas de Bergamota en mis lámparas de sal. Ayuda mucho a distender el ambiente.
La Rosa y el Azahar fueron mis compañeros aromáticos cuando tuve que afrontar la muerte de mi madre. Junto a la Bergamota, su perfume favorito.
La Mejorana aplicada en el plexo solar me ha ayudado mucho a superar situaciones de estrés.
Me encanta meditar difundiendo por el aire Sándalo e Incienso. Y, si no tengo difusor, simplemente con una gotita en muñecas y plantas de los pies.
Si la tristeza o la melancolía me invaden, el Palo de Rosa me ilumina dulcemente y me levanta el ánimo con sólo olerlo. Me reconforta y me arropa.
Y la sinergia en difusión de Abeto negro, Pino silvestre, Ravintsara y Eucalipto globulus, además de purificar mis pulmones, me trasporta a los bosques que tanto amo.
En conclusión, los aceites esenciales me equilibran, me curan, me permiten descansar, me ayudan a meditar, me dan energía cuando la necesito y forman parte de mi vida de una manera tan esencial (y nunca mejor dicho) que sólo lamento no haberlos conocido antes. Pero me consuelo pensando que, como dice el famoso proverbio zen, “cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”. Los aceites esenciales han llegado en el momento correcto, ni antes ni después...

Autora: Susanna Carré

Sabias palabras de la alumna Susanna Carré en uno de los ejercicios del
Máster Aromaterapia Integral online.
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2013/08/master-aromaterapia-integral.html
Maravillosa guía de las propiedades psicoaromaterapéuticas de ciertos aceites esenciales, muy sabia percepción fruto de la propia experiencia Susanna, muchas gracias por compartir con todos nosotros 

.


Publicar un comentario