Lavanda en verano !!!


El aceite esencial de lavanda se elabora con las flores azules y púrpuras de la planta del mismo nombre.
Su aroma es más rústico que floral, la fragancia de su aceite es intensa y muy fresca, quizás con un pequeño tono a madera húmeda.

El aceite se extrae de la parte superior de la planta, se recolecta en los meses de verano de julio y agosto. La recolección se hace en las horas más cálidas, pues es cuando la planta de la lavanda tiene máxima concentración de su propio aceite esencial.

Como buen aceite floral, es muy buena para las emociones y problemas cutáneos.
Su aceite es además antiséptico, antibiótico y un natural desinfectante que previene infecciones y acelera procesos curativos, así pues es un aceite esencial perfecto para tratar infecciones y procesos víricos.
Es un aceite esencial altamente versátil y eficaz para los males más comunes del verano: quemaduras solares, reacciones alérgicas, picaduras de insectos, noches de insomnio...

Lavanda viene del término latino lavare, que significa lavar.
Purifica y desodoriza, y emocionalmente es estimulante, relajante y reconfortante, algo contradictorio, pero es que las bondades de la lavanda se adaptan a nuestras necesidades.
Tiene innumerables aplicaciones, todo un básico para tí, para tu família y tu hogar. Al ser relajante, es un buen sedante natural, y excelente para el cuidado de los niños por su suavidad.

Si quieres tener una planta de lavanda en tu hogar, has de saber que el intenso calor del verano y el frío del invierno, no afectan a esta planta.
Pon varias plantas en un lugar seco y soleado.
También puedes secar sus flores y ponerlas en bolsitas para perfumar tu armario. Rellena cojines pequeños o ositos de peluche para dormir con la mejor fragancia natural.

El aceite de lavandina (lavandula hybrida) aunque sea puro no es lo mismo que el de lavanda (lavandula angustifolia).
El aceite de lavandina no hay que confundirlo con el de lavanda, es más un agente aromático. Se trata de una aceite extraído de una planta híbrida: de la lavanda y el espliego, que crece de modo espontáneo en los campos de lavanda, su coste es menor.
Yo para tratamientos cutáneos no lo uso, ni lo recomiendo, las mezclas no tienen en aromaterapia el mismo resultado que con el aceite esencial de lavanda....
Puedes usar el aceite de lavandina como agente aromático: para perfumar, unas flores secas, o añades unas gotitas en el aclarado cuando laves ropa delicada a mano, o le añades agua y tienes un spray ambientador...

Anna Vijo, aromaterapeuta
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/

.
Publicar un comentario