Taller de Tarot Evolutivo online

La Emperatriz, Tarot Mystic Spiral

El cuento de la Bella Dama

En el gran abismo del universo con sus grandes dotes de guía, nos enseña el camino a recorrer en todas sus facetas. Una gran dama con apariencia noble y de gran fortaleza paseaba sin rumbo por los campos de su pueblo su alma derrotada denotaba gran cansancio, no solo de apariencia se vive, sino de hechos y sentidos. Esta gran emperatriz parecía cansada, de alma perdida y sin fuerzas para seguir, de repente le salió del camino el loco del pueblo feliz y contento riéndose solo y saltando cantando una canción, le pegó un susto y le dijo:

-¿Señora donde va usted tan trajeada pero triste?
A lo que sin mirada fija le contesta la emperatriz: - A ningún sitio
-Loco: eso no es un sitio. ¿Dónde va?
-Emperatriz: donde me lleven las piernas.
-Loco: Las piernas puede que te fallen pero ¿sabe lo que le hará que siga hacia adelante?
-Emperatriz: No podré porque estaré cansada
-Loco: Respuesta fallida (respondió con tono gracioso) Inténtelo otra vez
-Emperatriz: No sé qué me durarán mis piernas, por lo que no lo tengo muy claro lo que haré… (Respondió abatida)
Loco: Yo se lo diré…su fuerza, su alegría, su positivismo, su energía…míreme a mi…todos me toman por loco ¿pero sabe algo? Que yo soy Feliz…y lo que digan los demás me da igual por lo tanto…sigo mi ritmo y canto y bailo en la vida sin parar…
-Emperatriz: Admiro tu valentía y tu independencia en la vida…puede que me sirva para reflexionar…
-Loco: Piénselo, alguien que aparenta ser loco y que lo tomen como tal, puede ser el más cuerdo de todos…
-Emperatriz: Tal vez tengas razón…
-Loco: Adiós gran damaaaaa. Piense y razone y luego actúe…usted es la fortaleza de ese muro que se ha puesto…Adiós…

Aquella pobre dama se sorprendió ante tanta increíble alegría, de ahí que pensó…
No puedo juzgar las apariencias sin antes conocerlas…no puedo suponer sin antes preguntar…
Mientras iba caminando le salió una dama de gran apariencia con una túnica blanca y cabellos largos.
-Papisa: ¿Señora se encuentra usted bien?
-Emperatriz: Estoy cansada y tengo mucha sed
-Papisa: Venga usted conmigo y le ofreceré un poco de agua
La emperatriz dudosa fue tras ella y entró en un lugar lleno de encanto y libros sabios por todos los lados. La Emperatriz pensó: Esta mujer es sabia y tal vez pueda ayudarme a resolver mi problema.
-Papisa: Tome usted el vaso de agua
-Emperatriz: Muchas gracias
-Papisa: ¿Qué se le ofrece por estos alrededores?
-Emperatriz: Nada en concreto…(Dijo con voz triste)
-Papisa: ¿En qué puedo ayudarle?
-Emperatriz: ¿Sabe usted si hay alguien que me pueda quitar estos grillos de la cabeza, este malestar continuo, estas sombras que me persiguen…este cansancio continuo, esta ansiedad de querer poder con todo y no poder?
-Papisa: Si lo sé…claro que sí…
-Emperatriz: Me da usted una alegría tremenda…
-Papisa: Fíjese que con lo que le acabo de decir usted misma me acaba de cambiar la cara y me ha dicho que está contenta…
La Emperatriz sorprendida sonríe y asiente con la cabeza sin saber muy bien que decir…
-Papisa: Solo usted y únicamente usted podrá ser feliz si usted misma se da permiso…Ahí está la respuesta…
La emperatriz sorprendida por la respuesta abrazó a la papisa y se encaminó hacia la puerta…
-Papisa: No se fie de las apariencias porque hasta yo, que un día como hoy le ayudé, puede que otro día le ponga la zancadilla…solo son procesos de la vida y aprendizajes obligatorios para poder avanzar…Espero que… y sé cierto que lo que le pasa a usted es pasajero y que a medida que pase el día encontrará respuestas a sus preguntas tan oscuras…
-Emperatriz: Gracias de corazón.

La Emperatriz se dirigió hacia los adentros del pueblo….se sentó al lado de una fuente para refrescarse ya que hacia un día bastante caluroso. Mientras allí estaba sentada se acercó un apuesto caballero de apariencia serena y educada saludando a la dulce dama.
-Emperador: buenos días tenga usted bella dama
-Emperatriz: Buenos días caballero
-Emperador: ¿Qué se le ofrece por este maravilloso paraje?
-Emperatriz: No he tenido un buen día y me he dirigido sin rumbo a caminar…
-Emperador: Si usted dice que no ha tenido un buen día, ¿puede sacar algo positivo de este día…?
-Emperatriz: En menos de un rato, reconozco que sí…
-Emperador: De eso se trata precisamente…que de los ratos malos, y de las indecisiones y dudas, aun así sepamos el rumbo a seguir… ¿Quiere le acompañe a algún lugar?
-Emperatriz: Se lo agradecería de corazón…mis piernas ya no dan para más…
-Emperador: Permítame recordarle que aunque nuestro cuerpo nos diga hasta aquí hemos llegado, nuestra alma y nuestro interior siempre dirá: claro que sí que puedo…y podemos…se lo aseguro…
-Emperatriz: Gracias por la reflexión…
-Emperador: ¿Quiere acompañarme? Tengo mi carro justo aquí al lado…Quédese tranquila que soy de fiar y vengo de buena familia…
-Emperatriz: Me encantaría…
-Emperador: Adelante pues…

Después de una larga conversación y reflexiones varias el emperador acompañó a la emperatriz a casa dentro de un gran carro…El carro del triunfo, del éxito y como no hacia el camino de su nueva vida, ese día inesperado le llevó al camino del triunfo sin esperarlo, del amor y de la reflexión…
Por eso siempre de una cosa mala se sacan varias de buenas…y las cosas siempre pasan por algo son momentos en la vida de aprendizajes, de desapegos y de conclusiones varias…

Autora: Dolores Avilés

Sin palabras...  totalmente encantador en su totalidad y doble sentido es este relato fruto de uno de los ejercicios del Taller de Tarot Evolutivo online de la alumna Dolores Avilés.
Profunda inmersión en la simbología de los arcanos que brota desde tu mismo interior sabio Dolores, MAGISTRAL ✨ Gracias por compartirlo con todos nosotros Dolores, un honor 

.

Publicar un comentario