Jarabe: sirope de pino silvestre


Tan pronto como los brotes del pino (yemas de pino) empiecen a salir de su capullo protector, deben ser cosechados para preparar el jarabe de pino silvestre.
Cada año brotan y se pueden recolectar de las ramas más bajas, pues se necesitan tan sólo unas cuantas yemas.
La receta es sencilla:
Cubrimos las yemas de pino con agua, y la misma cantidad del agua de azúcar de caña, que añadimos también.
Dejamos cocer a fuego lento las yemas, con el agua ye el azúcar, veremos pasado un tiempo que los brotes disminuyen su volumen, y el azúcar extraerá el aceite esencial natural de las yemas del pino. Cuando haya reducido su volumen todo el preparado a la mitad, retirar del fuego, presionar suavemente las yemas para terminar de extraer sus jugos naturales, y retirarlas del preparado.
Es un sirope natural perfecto, hasta para tomar en el desayuno con una tostada.
Si queremos que nos dure para todo el año: añadimos alcohol (vodka mismo sirve) al jarabe resultante para favorecer su conservación, un tercio de alcohol según la cantidad total de jarabe obtenido.
El sirope de pino silvestre se mantiene perfectamente hasta dos años.
Apto para casi todo tipo de dolencias: respiratorias, tónico invernal, dolores musculares, apatías, astenias, regulador menstrual, antiséptico, balsámico, antibiótico, antiinflamatorio etc.

Anna Vijo
✿ Extracto del Taller online: Botica Silvestre
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2017/04/taller-online-botica-silvestre.html

"Los nativos de Norte América valoraban el pino 
más que ninguna otra planta. 
No sólo usaban la savia, sino que hervían la corteza machacada 
para curar las inevitables heridas de la vida al aire libre."
- S. Weed - 

✿✿✿
Publicar un comentario