Haz tu propio aceite de coco y leche de coco


El coco es un fruto excepcional, rico en propiedades y nutrientes. Se cosecha a partir de febrero hasta final del verano, así que estamos en plena temporada de coco, y como siempre la Naturaleza tiene sus porqués, se huele ya el verano a la vuelta de la esquina...  tiempo previo perfecto para poder renovar nuestros botiquines para un verano bien sano...!!!

Del coco a parte de su regalo natural de su fruto así como de su agua tónica, podemos hacer leche de coco y de este mismo proceso de elaboración, retirar su aceite natural... que será de una calidad inimaginable…!!!

Necesitamos un coco, o en su defecto podemos usar también ralladura de coco que venden en cualquier establecimiento para la elaboración de recetas.

Por cada taza de coco rallado se necesitan dos de agua.

Colocamos en un cazo dos tazas de agua y una taza de coco rallado.
Y ponemos a calentar, justo hasta que veamos que empezaría el grado de ebullición, entonces apagamos el fuego y retiramos el cazo.
Con la ayuda de la batidora trituramos bien el preparado.
Dejamos templar. Una vez templado colamos el líquido de la pulpa, ayudando a exprimir bien al máximo.
Colocamos el liquido resultante en un frasco de cristal, y dejamos enfriar antes de tapar y guardarlo luego en el frigorífico.
Dejamos el frasco en el frigorífico unas dos-tres horas, y ya entonces veremos que de nuestra leche de coco natural (apta para cocinar, y recetas de belleza…!!), se ha separado en la parte superior una manteca sólida natural: es nuestro aceite de coco!!!
Retiramos de la leche de coco nuestro aceite de coco y lo guardamos en otro frasco, recordando que el aceite de coco natural se solidifica con las temperaturas frías, con un poco de calor (con los dedos mismo) basta para que tenga su textura de aceite.

Anna Vijo
Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/

.
Publicar un comentario