Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas.



Es el momento de asumir quien soy, de recoger los frutos sembrados anteriormente. Es hora de transmitir todo aquello que soy. Dejar atrás los miedos, todo aprendizaje impuesto por estereotipos de la sociedad, la cultura, la religión y cualquier creencia inculcada.
Soy una mujer libre, libre de pensamiento, de actos. Sin ataduras a convencionalismos. Dentro de mi hay tanto por descubrir todavía, he empezado a ver mi verdad interior, a sentir el poder de la diosa corriendo por mis venas, a reconocer la influencia de la luna y las estaciones. Me encanto viendo el cielo a cualquier hora, un amanecer lleno de promesas, un cielo azul que invita al paseo y la danza, un cielo de tormenta que debe dejar sentir su fuerza de vida y el cielo nocturno, bello en cualquier fase de la luna, desde su más oscura realidad, hasta la más brillante. He aprendido a danzar con la lluvia y el trueno, a enamorarme del sol y a cantar con los arroyos. Siento que puedo fuir con el rio y el viento.
Siento el latido de la tierra, su energía creadora entra por mis pies llenándome fuerza. Escucho el sonido de la vida, veo todo aquello por lo que de verdad vale la pena vivir. La felicidad fluye en cada rincón de la naturaleza y yo soy parte de ella, yo estoy aquí para latir en ese ritmo mágico, el ritmo de las estaciones, la luna, las mareas. Agradezco cada fruto, cada flor, cada árbol. Agradezco la mirada de cada animal que reconoce a mi verdadero ser, ese ser que hasta poco ni yo misma reconocía. Las señales estaban ahí, diciéndome “despierta, tu no eres quien te han hecho creer que eres, tu eres parte de este bosque, eres el corazón del bosque, corre descalza, canta, grita, baila, despeinate…, esa eres tu.”
Soy la que grita cuando me enfado, la misma que dos minutos después abraza con el alma a quien quiero. La que se equivoca, y no tiene miedo de reconocerlo, ya que toda equivocación es aprendizaje. Soy la mujer que ya ha dado vida a sus hijos y ahora educa en los nuevos valores, sin miedo a mostrarme. Sigo dando vida protegiendo, cuidando y fundiéndome con las plantas, la tierra y nuestros hermanos animales. Cantando el canto de los antiguos, escuchando susurros imperceptibles a quien permanece de espaldas al bosque. Que tanto por aprender! Tanto por hacer y transmitir!
... 
Autora: Raquel Castrillo 
en uno de los ejercicios de conexión con la técnica del viaje a tu Sabia Interior del Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas.

Muy poderosa la sabia voz de tu Hechicera Raquel 


.
Publicar un comentario