Baños de ensueño y mágicos


"Un baño diario aromático 
y un masaje con aroma 
son el camino a la salud" 
Hipócrates

Los aceites esenciales, no sólo se pueden usar para masajes, o para aromatizar, etc..., si se añaden unas gotitas al agua del baño previamente diluidos en una cucharada de aceite vegetal, obtenemos unos resultados excelentes, pues sus propiedades aromáticas nos regalan un auténtico "reset" físico y psíquico, además de obtener una hidratación y regeneración increíble para nuestra piel. Saldremos del baño como nuevos!!!

Regala a tu cuerpo un baño especial, un momento mágico, placentero, único y exclusivo para ti sol@, al menos una vez por semana, te lo mereces.

Lo primero es preparar la zona del baño, hay que darle una atmósfera especial, no es meramente el lugar para lavarse y quitarse la suciedad, por obligación y de modo rutinario y triste..., ha de ser algo mágico que haga sentir a toda tu familia renovada, purificada y bien consigo mismos.
Además de poner incienso y velas, flores y piedras preciosas, convertir nuestro baño en un sitio bello y misterioso, que atraiga a ese niño salvaje que todos tenemos, lo convierte en un auténtico templo de belleza y salud.
Flores sobre el espejo, conchas para el tocador, plantas por todo el baño..., convirtiéndolo en nuestro paraje espiritual natural.
Música, y a renovarse!!!!!!!

- Baño de miel: untarse con miel, hasta tener la piel bien pegajosa, si lo hacemos durante un rato, veremos como levantamos la piel con cada aplicación, esto es muy beneficioso para la circulación sanguínea, terminarás tu baño con la piel sonrosada, simplemente cuando sea suficiente, hay que lavarse para quitar la miel. La miel es una hidratante natural, muy buena para la piel seca, que necesita una hidratación extra de choque.

- Baño de avena: sólo recurrimos a la avena en casos de urticarias, varicelas... pero porqué hemos de esperar a sufrir picores para usar la maravillosa avena? Propiedades altamente suavizantes.
Usamos una tela de algodón, lo llenamos con la anticuada avena y lo cerramos muy bien con un buen nudo (si se escapase, tendríamos problemas con el desagüe...), si ponemos el saquito debajo el chorro del agua del grifo mientras se llena la bañera, veremos como se vuelve el agua lechosa. También podemos usar los saquitos de avena a modo de esponja de baño, y beneficiarnos así con su suave y natural crema.

- Otros baños: Añadir leche al baño es muy agradable, Cleopatra utilizaba la leche de burra....
Te encantará a ti o a tus hijos si añades al baño un buen puñado de bicarbonato al agua, será un baño lleno de efervescencia....
Un conocido baño purificador: exprimimos un limón, y echamos un puñado de sal marina... limpieza holistica pura!
Baños con manzanilla, menta refrescante, o artemisa relajante que te propiciará sueños profundos y reveladores.
Y como no, las pociones o sales de baño, se pueden guardar las sales de baño en frascos de cristal o en botellas con bonitas etiquetas hechas por ti misma, para dar a tu baño un toque único.

Antes de que te des cuenta, tu familia, tú y tu casa olerán maravillosamente!!!

Anna Vijo, aromaterapeuta
Para aprender más:  http://escuela-endae.blogspot.com.es/


.


.

Publicar un comentario