Avena Silvestre

Aquí os envía a todxs un verde saludo una Hierba Abuela de avena silvestre

Los tiempos modernos son a veces demasiado vertiginosos, con el día a día, las preocupaciones, las obligaciones... y puede parecer que navegamos muchas veces entre aguas turbulentas y casi a la deriva... pero en plena conexión y sabiduría con nuestra esencia: la Naturaleza, tenemos toda una banda de aliados a base de hierbas increíbles que muchas veces se nos puede olvidar o directamente pasamos por alto. Porque lo creas o no, las plantas pueden eliminar los nervios, alimentar nuestro cuerpo, calmar nuestros espíritus, y abrir el corazón, de una manera muy superior a todo aquello que pensemos en primer lugar pueda ser lo único que puede echarnos una mano en momentos duros (objetos, personas, planes futuros...)... Y esto es porque nuestra relación con las plantas es una relación de miles de años!!!, y esta relación es insuperable a todo lo que envuelve el espejismo de los tiempos modernos.

Un gran ejemplo de esta multi-nutrición cuerpo, alma y espíritu lo encontramos en una maravillosa hierba silvestre tan común como la avena silvestre, que crece siempre fuerte y vigorosa, danza siempre con (que no contra) el viento, y nos regala sus granos naturales. Éstos son un calmante del sistema nervioso, y regulador endocrino. Levantan el ánimo, equilibran nuestras emociones y calman cuerpo y espíritu. Eliminan la tristeza y el cansancio, fortalecen, porque la avena silvestre sabe muy bien lo que es vivir siempre danzando contra re-molinos de vientos.

Encuentra la parcela perfecta de avena silvestre, que sea abundante, vibrante, rebosante de vigorosidad y saludable, no hay prisa, hay muchas parcelas de cultivo silvestre de avena, deja que tu corazón, tu alma, y sobre todo tu espíritu sienta cuál es tu parcela. Una vez la encuentres, lo sabrás porque vibrará entre vosotros el hallazgo, sentirás de inmediato el agradecimiento, la admiración, en definitiva la conexión.... tal cual como quien se encuentra con una queridísima vieja amistad, pues son tantos los miles de años que nos relacionan con las plantas que el espíritu aventurero abierto sabe muy bien cuando hay un reencuentro de verdad...
Admira a la parcela de avena silvestre, así como con cualquier otra parcela de hierba medicinal que necesites recolectar. Desciende a su nivel, no te quedes de pie, mírala a la misma altura, saluda, toca, reconoceros... y encuentra a la Hierba Abuela lo primero, porque toda parcela tiene su hierba abuela, que suele ser (dependiendo de la especie) la más alta de toda la parcela, conecta con la hierba abuela, sentirás que se crea un espacio sagrado porque te sacará de lo mundano y te trasladará a la pureza de tu ser siendo unx, siendo pura vida. Luego en cuanto encuentras y conectas con la hierba abuela podrás sentir que el espíritu de la hierba abuela te mostrará cómo proceder si es para ti: eso sería como si la hierba abuela fuera tu médico, porque sentirás si realmente necesitas o no tomar dicha hierba, cómo, y cuanto... Si te cuesta puedes también sentirla con tus manos sobre ella si lo necesitas, toma tú el tiempo necesites en todo momento, no que el tiempo te tome a ti para llegar al sagrado intercambio de energía que es pura conexión con la más alta sabiduría.
... y no olvides si te da su permiso... recolecta siempre según sus indicaciones, pero sobre todo recolecta siempre sin dejar rastro, la parcela debe quedar igual de sagrada que cuando llegaste...

© Anna Vijo
ENDAE Escuela Natural De Aroma Esencias: http://escuela-endae.blogspot.com.es/



Publicar un comentario