Romero, ros marinus, rocío de mar ...


En la sección "Nuestro Rincón" comparto hoy con todos vosotros este fascinante escrito realizado con la técnica de el viaje a tu Sabia Interior de la alumna Helena Fernández, ejercicio del Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas.

El romero crece cerca de los caminos, y en cualquier paseo por la naturaleza encontrarás romero
cerca de ti. Igual que cerca de ti en el Mediterráneo y salvaje crece el romero, el romero hace
crecer la pasión, igual que el romero crece en casi cualquier tierra, hace crecer la pasión si se
cultiva.
El romero crece salvaje, no conoce normas, y su aroma te transportará a los campos tibios de
color verde oscuro de arbustos secos que crecen según los designios de la Madre Tierra, nunca
casualmente ni siguiendo el orden impuesto por ningún ser humano. Y de esta forma y no de
ninguna otra, el romero multiplicará en ti su esencia, y podrás acoger libremente, sin miedos ni
prejuicios, la maternidad que desees vivir. Porque como el romero, que nace a veces incluso
donde no lo esperas, cuando menos pienses en reproducirte, cuanto más goces de tu naturaleza
salvaje y te conectes con ella, será cuando empieces a albergar en tu vientre el fruto del amor y
del deseo.
Guarda romero en casa; si puedes, una planta de romero en el alfeizar de tu ventana y siempre
una ramita cerca de tu almohada que te recuerde de dónde vienes, que te recuerde que ante
todo eres tierra y eres aire, que llevas toda la fertilidad dentro de ti y que solamente es
necesario que abras verdaderamente tu corazón y tu espíritu y que estés dispuesta a acoger con
amor incondicional a aquella Alma que te elija para encarnarse y venga de nuevo aquí a seguir
aprendiendo y enseñando lo que esté marcado en su destino.
Autora: Helena Fernández

Sabias y poderosas palabras Helena, muchas, muchas gracias!!!


Publicar un comentario