Bolsitas de infusiones


Si consumes infusiones en bolsa, puedes reutilizar todas las bolsitas después de beneficiarte primero de las bondadosas propiedades de la infusión de hierbas!! Por ejemplo:

- Ojos: Tenemos una excelente mascarilla con té verde, dejamos que se enfríe la bolsa y aplicamos a modo de compresa en la zona ocular... muy efectivo para bolsas y ojeras si se hace como mínimo una vez a la semana!
Las bolsas de infusiones de manzanilla son excelentes para relajar la zona ocular tras la jornada.
Cualquier bolsita que vayamos a reutilizar en los ojos basta con dejarlas en la nevera unas horas antes, y tenemos un placentero remedio relajante a nuestro alcance!!

- Heridas leves: Según la infusión conseguimos las mismas propiedades: manzanilla, té, menta, lavanda, tila… aportan propiedades calmantes y antisépticas para heridas leves, y es un remedio casero que encanta a los más pequeños..!

- Eccemas, picaduras: Tomas tu infusión por la noche y dejas la bolsita en la nevera, a la mañana siguiente tienes un remedio efectivo para el alivio y cura de las molestas picaduras: infusión de menta, melisa… Manzanilla, lavanda... para los eccemas.

- Quemaduras solares: Una bolsita fría de infusión de menta o té verde aplicada en la zona es un remedio práctico y natural que nos proporcionará alivio y cura.

- Compost orgánico: Otro buen modo de reutilizar nuestras bolsitas de infusiones, un excelente residuo orgánico!!

Anna Vijo


.

Publicar un comentario