Aceites esenciales y animales domésticos


Lo primero que debemos tener en cuenta al tratar a los animales domésticos con AEs (aceites esenciales) son las precauciones para ellos:

- Su sentido del olfato: en general las mascotas tienen un sentido del olfato mucho más desarrollado que el ser humano. Un perro por ejemplo tiene el sentido del olfato 20 veces mayor que el nuestro… Por ello los aromas les resultan a los animales mucho más fuertes que a nosotros.

- La dosificación: hay que considerar el tamaño de la mascota a tratar, un modo útil es considerar su peso. Por ello hay que dosificar siempre en cantidades pequeñas acordes con su peso, y limitar el número de aplicaciones.

- No tratar a animales con problemas respiratorios, o alergias, sintomatología asmática, etc con difusión atmosférica ni pulverizaciones.

- No aplicar en zonas de mucosas (área genital, canales de oído…) con AE (aceite esencial) directo. No aplicar nunca en los ojos, si ocurriera una aplicación accidental “lavar” abundantemente los ojos con aceite vegetal inmediatamente.

- Optar siempre por AEs suaves, tener en cuenta que los AEs ricos en cetonas y/o lactonas son tóxicos para el sistema nervioso y son acumulativos, por ello la importancia de la elección y la minuciosa dosificación.

- No aplicarles AEs fotosensibles durante el día, únicamente durante la noche si fueran necesarios.

- La aplicación de AE de menta (empleada en casos de contusiones) debe hacerse cuidadosamente, bien diluido previamente y aplicar en zona pequeña, pues el efecto frío del mismo AE debido al mentol, se expande solo, facilitado por el pelaje de los animales, y recordamos una vez más el tamaño del animal a tratar.

- El empleo de los AEs dan buenos resultados en algunas enfermedades que afectan a los animales domésticos como pulgas y garrapatas, problemas articulares, etc.

- En enfermedades graves seguir siempre la prescripción facultativa de su veterinario.

- Un malestar del animal aparentemente de curso leve, pero que no se alivie en máximo 24 hs consultar urgentemente con su veterinario.


Los diversos campos de aplicación para los animales que nos brindan los AEs son:

- Higiene: limpieza y mantenimiento.
- Belleza: cuidado del pelo, fragancias, masaje
- Salud: tratamientos de primeros auxilios, enfermedades parasitarias

Anna Vijo, aromaterapeuta

Para aprender más: http://escuela-endae.blogspot.com.es/

.

Publicar un comentario