Terapia floral


El trabajo terapéutico con las esencias florales es: la dulzura, por respetar siempre la propia integridad.
Dulzura que no es resultado sólo del periodo de toma de flores, sino que se debe al trabajo energético de las mismas al reorganizar nuestro equilibrio perdido y trabajar nuestras emociones.
Dicha dulzura es una reconexión natural.

Lo que diferencia las esencias florales con una terapia con psicofármacos, es que éstos no tienen en cuenta el estado emocional en todo el conjunto de la terapia, sólo preocupa paliar sintomatología psíquica, tapando, ocultando, e ignorando el auténtico fondo, detiene el problema al instante, pero a la vez detiene en el tiempo la problemática real, cuyos síntomas reaparecerán en el mismo estado que se acallaron o incluso aumentaran…
Las esencias florales en cambio, actúan con cuidado y detenimiento.
Respetan el lado emocional y a la vez el lado físico, pues carecen de efectos secundarios, ni efectos rebote, tanto durante la toma de las mismas, como al finalizar.
Separar un lado u otro: la psique del cuerpo, o viceversa, produciría un debilitamiento a fin de fortalecer uno por el otro. La balanza jamás se equilibra así.
No es una terapia agresiva, es una fusión con la misma, hay que fusionarse con las flores que se toman, meditar simbólicamente sobre las mismas es un trabajo extra interno lleno de sabiduría y conocimiento.
Por ejemplo: mustard (mostaza),  como planta medicinal es purgante, un repulsivo, alguien qué tome dicha flor puede estar interesado en el trabajo energético real que crean dichas flores en su interior......

Anna Vijo
Extracto del Curso Online:
http://escuela-endae.blogspot.com.es/2012/03/curso-flores-de-bach-online.html


.
Publicar un comentario