Aceite esencial de Salvia, la fuerza de la naturaleza



En la entrega de los sábados de la sección "Nuestro Rincón" comparto hoy con todos vosotros este fascinante escrito realizado con la técnica de el viaje a tu Sabia Interior de la alumna Susana Beza, ejercicio del Curso online Las Esencias Alquímicas Femeninas.

Mágicas y poderosas palabras Susana, muchas gracias por dejarme compartir parte de tu camino contigo...!!!  ✨



Aceite esencial de Salvia...:

El aceite esencial de Salvia me recuerda a la fuerza de la naturaleza. Al inspirarlo veo grandes árboles de Eucalipto en medio de un campo de Romero en flor, huele a tierra mojada de la lluvia que cae suavemente al mismo tiempo mientras entierro mis manos en la tierra mojada. Tierra mojada  es pura fertilidad, donde brotan las semillas y encuentran las fuerzas para arraigarse las pequeñas raíces para poder crecer. Las raíces crecen y se esparcen por la tierra húmeda. Es el equilibrio perfecto entre la fuerza y la suavidad. La fuerza necesaria para arraigarse al útero y la suavidad para ser flexible ante todas las adversidades posibles – viento, lluvia y el calor del sol. Al mismo tiempo aporta calma y paciencia, todo necesita su tiempo.

La vida emocional de las mujeres es muy activa, igual que la naturaleza. Tenemos nuestro ciclo y cada ciclo tienes su propia fuerza y su propio sentido en particular. El tiempo fértil de una mujer es como un gran árbol que desde sus ramas cae una pequeña semilla en la tierra húmeda y preparada para acoger con suavidad esa semilla y con su propia fuerza poder arraigarse y crecer. El juego perfecto de la naturaleza.

La Salvia aporta equilibrio, fuerza y suavidad, balancea las emociones. La mujer que desea un bebe necesita equilibrio emocional, estabilidad, para que no pueda surgir la indecisión, ni duda o incluso ansiedad por culpa de la impaciencia. Salvia aporta todo lo necesario. Despierta incluso cierta estimulación y libera la mente de pensamientos negativos. Estimula a moverse y a bailar, moviendo así las ramas de su útero. Sintiendo de forma sutil la alegría y euforia corriendo por su cuerpo. Todo es necesario para sentir la fertilidad dentro de nuestro cuerpo. Este maravilloso cuerpo capaz de crear vida, darla a luz y alimentarla, y todo eso guiado por un mismo sentimiento, el amor. Somos un maravilloso milagro y ninguna mujer debería sentirse inferior a un milagro.

Autora: Susana Beza

🌷
.

Publicar un comentario