Concordie apothecariorum Barchinone



"Serpiente negra de un palmo, que tenga ojos rojos, lengua móvil y cuernos. Córtala en trozos de unos tres dedos. Saca los intestinos y la piel. Lávala con agua y la cueces hasta poder separar la espina de la carne. Trincha la carne y mézclala con pan africano. Haz conos que pesen un sueldo y déjalos secar"

Estos conos eran uno de los remedios que vendían en las boticas de Barcelona en el siglo XVI para remediar dolores y enfermedades. Los farmacéuticos de esta ciudad recogieron esta fórmula magistral y otras 308 para preparar pastillas, infusiones, laxantes, jarabes, colirios, ungüentos y emplastes, y publicaron, en octubre de 1511, la Concordie apothecariorum Barchinone, con la idea de unificar fórmulas, pesos, sabores y precios de estos compuestos sanadores.

De la Concordia, como se conoce este libro pionero de la farmacología mundial (solo los boticarios florentinos se adelantaron, en 1498) escrito en latín con letra gótica, se conoce un único ejemplar. Está considerado uno de los libros más importantes de la historia de la farmacia hispana y su dueña, la Universidad de Barcelona, la conserva bajo siete llaves.

José Ángel Montañés

Artículo completo: http://elpais.com/diario/2011/10/16/catalunya/1318727247_850215.html

.

Publicar un comentario