Los sentidos de las plantas

Lo cierto es que las plantas no solo pueden ver (son extraordinariamente sensibles a la luz y luchan por ella), sino que reaccionan al tacto. Tienen sentido del gusto –las raíces son capaces de “degustar” el suelo con un paladar extraordinario para encontrar humedad y sales minerales, y las plantas carnívoras se pirran por las proteínas de los animales que caen en sus trampas. Que las plantas huelan no parece una sorpresa, dado la infinita variedad de olores y aromas que producen. Pero escuchan. Detectan vibraciones tanto en el aire como en el suelo, es decir, sonidos. Una investigación del Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal y la compañía Bosé en Montalcino (Italia) demostró que las viñas cultivadas con música durante cinco años maduraban antes y producían una uva más sabrosa, con más color y polifenoles que las que no.
Pero a nuestros sentidos hay que sumarles otros 15 más...
Para el Stefano Mancuso, una simple judía es un ser inteligente. Es una de las especies que más mensajes químicos emiten
ELPAIS.COM|DE EDICIONES EL PAÍS

Publicar un comentario