La Chamana


Paseamos por el campo, o tenemos en nuestra ventana una maceta, o sabemos que abundan ciertas especies florales en nuestro entorno que nos llaman la atención de una forma distinta al resto del mundo vegetal que nos rodea in situ…, en sí es una llamada de dicha especie floral para poder elaborar un elixir floral con un mensaje para nosotros mismos de total conexión con el entorno, la naturaleza nos brinda camino con la maravillosa ayuda de la esencias florales, es un dádiva divina, regalo de la madre naturaleza. Por ello porqué prescindir de tal magna ayuda? Hay momentos que es fácil el caminar por la vida, otros que necesitaríamos que alguien nos tendiera la mano, para ir mejor, o ir más seguros. Hay personas que en un momento dado no pueden dar ni un paso más, y es cuando ocurren los desequilibrios, que se tiende a requerir ayuda especializada para ayudarse y seguir el camino vital. Pero aunque no sea de tal magnitud paralizante la dificultad, si las esencias florales son “esa mano” que nos ayuda ante cualquier momento complicado, acogerse a ellas no es más que dejarse cuidar por el calor y amor de la madre naturaleza, pues sabemos que la madre naturaleza nos brinda una infinidad de increíbles opciones, así como el poder elaborar tantas esencias florales como deseemos y/o necesitemos.

Hoy os hablaré de la Chamana!!!

La Chamana (Dodonaea viscosa)

Es un gran arbusto, sus hojas perennes segregan una resina natural que les hace lucir un brillo constante,  en invierno adquieren un precioso color púrpura. Sus flores florecen en primavera en racimos en variedad de color entre el amarillo y el rojo. Su fuerte madera se emplea como leña, y artesanía rústica. Empleada para la reforestación por su potencial natural de restauradora.
La medicina aborigen utilizaba de la Chamana las hojas masticadas para las heridas sangrantes. Popularmente usada en aplicación local del cocimiento de las ramitas para problemas femeninos de desajustes hormonales, menorragias, esterilidad..,.  Así como gripe, esguinces, dolores físicos intensos agudos, etc por sus propiedades naturales antiespasmódicas y relajante muscular. Propiedades homeostáticas.
Su esencia floral abarca los patrones de: supervivencia, existencia y seguridad. Crecimiento, reproducción, sexualidad, control, voluntad y poder .
Plano espiritual: empleada por su poder para entrar en contacto con los espíritus, adivinación y sanación.

Anna Vijo

Publicar un comentario