Aceites esenciales: un tratamiento ecológico para tu jardín




Es un aspecto quizás desconocido, pero los aceites esenciales desempeñan un papel importante en la jardinería. 

A modo de aplicaciones contra las plagas de insectos, y teniendo en cuenta que estos insectos pueden ser portadores de enfermedades, virus o bacterias, el empleo de AEs (aceites esenciales) en el jardín, es una forma de protección o de "medicina preventiva”.

La aparición de hongos  son molestias que los AEs atacan de forma rápida y eficiente. Las propiedades naturales antivíricas y antibacterianas de algunos AEs , son simplemente propiedades de las sustancias naturales que producen las mismas plantas que se extraen.

La  dosificación básica general es  la siguiente:
4-8 gotas de AE de mejorana o árbol del té, o tomillo silvestre, según el tamaño de la planta cultivada,  por cada 3 litros de agua.

Pero el beneficio del empleo de los AEs en la jardinería no se limita a estas acciones…
Los aceites esenciales pueden tener los mismos efectos beneficiosos, que se observan en las asociaciones de cultivos:
Por ejemplo, en el cultivo de rosas, se recomienda las plantas de de ajo y cebolla.  No sólo el ajo y la cebolla actúan como fungicidas, lo más importante: mejoran significativamente la belleza y la fuerza del olor de las rosas.
La misma observación con respecto al tomate y la albahaca: cerca de las plantas de tomate, la albahaca enriquece el sabor de los tomates…

Anna Vijo, aromaterapeuta

Para aprender más: 

.Estudios científicos sobre esta temática:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26869236
Publicar un comentario