Usos de la artemisa


“Si las mujeres supieran la virtud de la artemisa,
siempre la llevarían prendida de la camisa”
Refrán popular
 
La artemisa (artemisia vulgaris) tiene vitaminas A, B y C, cineol, tujona (no usar en caso de embarazo ni lactancia) , resinas, mucílago, taninos, adenina, colina.
A parte de infusión, podemos usarla en seco para elaborar oleomacerados, o tinturas o perfume para un uso a nivel tópico, obtenemos así una poción con amplias propiedades:  analgésica, antiinflamatoria, antiséptica, antimicrobiana, antiparasitaria, tónica, emenagoga, y anticonvulsiva.

Oleomacerado de Artemisa, usos:

• La artemisa se usa tradicionalmente para regular la menstruación: en caso de menstruaciones dolorosas y difíciles, masajear en el bajo vientre con oleomacerado de artemisa una semana antes de la menstruación todas las noches.

• En casos de dolor de estómago, cólicos (al igual que el hinojo): un masaje en el vientre en círculo, en el sentido de las agujas del reloj.

• Drenante natural, ayuda en caso de retención de líquidos. Usar a modo de hidratante corporal.

• Neuralgias producidas por cansancio, estrés, ansiedad, fatiga.. unas gotitas para masaje en las sienes, y en las muñecas seguidas de descanso.

• Tristezas, penas, disgustos, duelos, depresión... usar el oleomacerado de Artemisa como hidratante diaria, en las sienes, muñecas, el agua del baño...

• Para los dolores de espalda, reumáticos...un masaje local.

No usar en caso de embarazo, ni en niños ni ancianos.
Usar con moderación y puntualmente, por su contenido en tujona.

Anna Vijo

.
Publicar un comentario