Aromaterapia alquímica



Es evidente a la luz de la experiencia y de la investigación, que los AEs (aceites esenciales) son portadores de energía que se transmite.
Por otra parte, los AEs son los mensajeros de información móvil, susceptible de influenciar profundamente en los mecanismos de control, integración y regulación del organismo. Los efectos sutiles de los AEs pueden explicarse por el origen de la misma aromaterapia. De hecho, pocas personas saben que la aromaterapia deriva de la alquimia, así llamada: espagírica o medicina hermética*.
La espagírica se basaba en los principios de la alquimia. 
La espagírica era un trabajo duro y continuo,  que se ocupaba del desarrollo de medicinas en laboratorio para llegar a la extracción de tinturas, elixires, fórmulas magistrales y quintaesencias.
La palabra espagírica aparece por primera vez en un libro de Paracelso
Para los espagíricos, todos los componentes vitales de una planta se encuentran en su esencia final (que serían los AEs de hoy).
La espagírica es un método de atención que se basa en una visión energética del ser humano que tiene como objetivo reequilibrarlo en su armonía.

*La hermética: 

La Naturaleza tiene un proceder claro, preciso, se reitera y se observa siempre en la misma directriz que atiende claramente a los siguientes siete principios. Entendiendo dichos principios, podemos entender el proceder de cualquier aspecto de la Naturaleza y su fin sanador, cómo se resuelve, cómo se aplica, cómo procede y concluye. Esto no es algo automático, comprenderlo, entenderlo y ver su original forma de proceder es un trabajo de ensayo y error, pero atendiendo a los siguientes principios podemos ver claramente el camino por el cuál todo se correlaciona.
Como consejo, ejercitaros paulatinamente con cualquier elemento de la Naturaleza, esto es por ejemplo escoger una flor, hierba o fruto, pero así como cualquiera de sus elementos y expresiones: agua, fuego, ríos, montañas, el mar, animales, piedras, etc y ahondar cómo se correlaciona con los siete principios herméticos, cómo corresponde su parte con el todo mismo de la Naturaleza, y así mismo con el ser humano, es llegando al origen mismo del porqué y cómo, cuando todo encaja y adquirimos la misma sabiduría que la Naturaleza sigue y nos ofrece.

“El espíritu de persecución no ha muerto aún en la tierra. Hay ciertas enseñanzas herméticas que, si se divulgaran, atraerían sobre sus divulgadores un griterío de odio y el desprecio de las multitudes, las que volverían a gritar de nuevo: ¡Crucificadlo! … ¡Crucificadlo!...
… Hemos tratado de daros una idea de las enseñanzas fundamentales de El Kybalion, indicando todo cuanto se refiere a los principios actuales, dejándoos el trabajo de estudiarlos, más bien que el de tratarlos nosotros mismos en detalle. Si sois verdaderos estudiantes o discípulos, comprenderéis y podréis aplicar estos principios: si no, debéis desarrollarlos, pues de otra manera las enseñanzas herméticas no serán para vosotros sino “palabras, palabras, palabras” – Los tres iniciados.

Anna Vijo

Extracto del Máster Online:


 
Publicar un comentario